Un funcionario municipal acusado de cohecho niega que exigiera dinero por certificado

  • Murcia, 27 may (EFE).- El funcionario del ayuntamiento de Murcia al que un jurado popular juzga desde hoy en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de exigir dinero a un inmigrante por un certificado de empadronamiento, se declaró inocente, han informado a EFE fuentes judiciales.

El Juzgado de San Javier reabre la causa contra la alcaldesa de Fuente Álamo por cohecho

El Juzgado de San Javier reabre la causa contra la alcaldesa de Fuente Álamo por cohecho

Murcia, 27 may (EFE).- El funcionario del ayuntamiento de Murcia al que un jurado popular juzga desde hoy en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de exigir dinero a un inmigrante por un certificado de empadronamiento, se declaró inocente, han informado a EFE fuentes judiciales.

D.G., para quien el fiscal pide una multa de 240 euros y suspensión de empleo de 21 meses por un delito de cohecho, ha negado la acusación en la primera sesión de la vista oral, en la que también ha declarado el inmigrante, Mustapha D.

Este testigo ha manifestado a la Sala que cuando acudió, hace ahora poco más de cuatro años, a la Oficina Municipal de la pedanía de Cabezo de Torres para solicitar el certificado, este funcionario le pidió un dinero por agilizar la tramitación del mismo.

Aunque las conclusiones provisionales del fiscal señalan que la cantidad requerida era de 80 euros, Mustapha D. no ha podido precisar hoy la cifra exacta porque, según ha afirmado, no se acuerda.

En esta sesión ha declarado también como testigo Irene M.S., hija del empresario que había ofrecido trabajo al inmigrante, quien ha manifestado que cuando éste le comentó que le pedían dinero por un documento cuya tramitación era gratuita se presentó en la citada Oficina Municipal.

Según la testigo "este funcionario" le dijo que "la cantidad a entregar eran 50 euros, aunque se podía rebajar, y que si iba a las oficinas del ayuntamiento la tramitación del certificado tardaría más tiempo".

La testigo ha señalado también que como esto le "parecía muy raro" denunció los hechos, al informarse de que por este documento no hay que pagar tasa alguna.

Otra de las testigos en prestar declaración ha sido la funcionaria municipal y superiora del acusado, A.G., quien ha manifestado que durante los años en que D.G. prestó sus servicios en las oficinas municipales del barrio del Carmen de Murcia, donde tenía su plaza, no se recibió "ninguna queja contra él, ni tampoco durante su estancia en Cabezo de Torres".