Una corte brasileña niega un recurso de Italia contra el refugio concedido a Battisti

  • Brasilia, 10 feb (EFE).- El Supremo Tribunal de Brasil negó hoy un recurso intentado por el Gobierno de Italia contra el estatus de refugiado que el Ejecutivo brasileño le concedió al ex activista de izquierdas italiano Cesare Battisti, informaron fuentes oficiales.

Una corte brasileña niega un recurso de Italia contra el refugio concedido a Battisti

Una corte brasileña niega un recurso de Italia contra el refugio concedido a Battisti

Brasilia, 10 feb (EFE).- El Supremo Tribunal de Brasil negó hoy un recurso intentado por el Gobierno de Italia contra el estatus de refugiado que el Ejecutivo brasileño le concedió al ex activista de izquierdas italiano Cesare Battisti, informaron fuentes oficiales.

Un comunicado del Supremo Tribunal dice que el juez Cezar Peluso negó el recurso, fundamentado en que esa instancia judicial aún no ha decidido sobre un pedido de extradición presentado por Italia, país en el que Battisti fue condenado a cadena perpetua por cuatro asesinatos.

Según la nota, el magistrado consideró que "no existe ninguna decisión incorregible, capaz de sacrificar el eventual derecho" de Italia a obtener la extradición, que será juzgada en las próximas semanas.

Mediante el recurso negado por el juez, Italia pretendía que se anulase el estatus de refugiado político que Brasil le ha concedido a Battisti, hallado culpable en su país de asesinatos cometidos entre 1977 y 1979, cuando integraba un grupo armado vinculado a las Brigadas Rojas.

La concesión del refugio llevó a Italia a llamar consultas a su embajador en Brasilia, Michele Valensise, entre los pasados 27 de enero y 2 de febrero, fecha en la que regresó a su cargo.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha defendido la concesión del refugio y declarado que Italia debe aceptar lo que calificó como "decisión soberana" de Brasil.

El ex activista, que fue juzgado en Italia en ausencia, vivió en Francia como refugiado hasta que huyó de París en 2004, después de que las autoridades galas anunciaron que lo entregarían a Italia.

El italiano, actualmente de 54 años y dedicado a la literatura, fue detenido en Río de Janeiro en marzo de 2007 y desde entonces se encuentra en prisión preventiva, a la espera de que el Supremo Tribunal decida sobre la extradición solicitada por Italia.