Amnistía Internacional insta al Consejo de Seguridad de la ONU a pedir la liberación de Suu Kyi

  • Londres 14 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) instó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU, especialmente a China, Japón y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que exijan al Gobierno birmano la inmediata puesta en libertad de la líder de la oposición y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

Londres 14 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) instó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU, especialmente a China, Japón y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que exijan al Gobierno birmano la inmediata puesta en libertad de la líder de la oposición y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

La líder opositora, de 63 años, ingresó hoy en prisión para ser juzgada por incumplir los términos del arresto domiciliario, después de la intrusión de un extranjero en su casa de Rangún, en la que ha estado confinada durante los últimos seis años.

Suu Kyi, que atraviesa por un periodo delicado de salud, fue conducida a la cárcel de máxima seguridad de Insein, junto a las dos mujeres que la atienden desde que en 2003 la Junta Militar que gobierna el país asiático ordenó nuevamente su detención.

"El Gobierno de Birmania debe liberar de una vez a Aung San Suu Kyi, sin condiciones, y no volver a someterla a una situación de arresto domiciliario", manifestó Benjamin Zawacki, experto de Amnistía Internacional sobre la situación en aquel país.

AI recuerda que la premio Nobel sufre problemas de salud y que su doctor habitual, Tin Myo Win, está desaparecido desde que a principios de mes intentó acudir a la residencia de Suu Kyi y las fuerzas de seguridad le impidieron la entrada.

El doctor Myo Win y las dos mujeres que fueron arrestadas junto a la líder opositora "están ahora entre los más de 2.100 prisioneros políticos detenidos y encarcelados en Birmania", afirmó Zawacki.

"Corren el riesgo de ser torturados y maltratados. Las condiciones en las cárceles de Birmania son extremadamente malas y ponen en peligro la salud de los prisioneros", indicó Amnistía.

La organización no gubernamental alertó de que "en ausencia de una posición internacional unificada, el Gobierno de Birmania seguirá actuando con extremo desprecio hacia los derechos humanos".

"Ahora, más que nunca, el Consejo de Seguridad y los Estados miembros de ASEAN deben enviar una señal inequívoca a los generales de que no pueden seguir actuando con impunidad", dijo Zawacki.