ANDALUCÍA.-Antonio Llaguno vuelve a trasladar a los lectores a tierras africanas en 'Tombuctú. El reino de los renegados andaluces'

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS) El escritor Antonio Llaguno vuelve a trasladar a los lectores a tierras africanas, concretamente a la curva del Níger, en su nueva obra 'Tombuctú. El reino de los renegados andaluces' (Almuzara). Esta publicación se convierte en la segunda entrega sobre Tombuctú, tras 'La conquista de Tombuctú' (2006). La novela "divulga una realidad desconocida para los españoles que pensaban que no tenía nada que ver con el África negra". En una entrevista concedida a Europa Press, el consejero delegado de la Empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero, Antonio Llaguno, dijo que en el primero narraba la presencia hispana y andaluza en la curva del Níger hasta la llegada de Yuder Pachá y la conquista de Tombuctú. Pacha y sus sucesores crearon en la curva del Níger el pachalato de Tombuctú, un virreinato que duró de 1591 a 1833. Durante esos 242 años establecieron una estructura política y administrativa. Además, la primera entrega presentaba cómo se configuraban las políticas a semejanzas de las formas que se daban en Andalucía del siglo XV y XVI. 'El reino de los renegados andaluces' ofrece la visión de algunos de los acontecimientos sucedidos tras la conquista en 1591, la configuración del estado, la coexistencia y el sometimiento a los pueblos indígenas de alrededor. El escritor indicó que "la estructura fue tan sólida que después de perder los terrenos en 1833 los pachá, en mestizaje con los shongai, siguen coronándose en la región y siendo la clase dominante, incluso, en la actualidad son considerados especiales y superiores". Llaguno explicó que "la relación entre las tierras andaluzas y africanas de la curva del Níger se remontan a los siglos XIII y XIV". Continuó diciendo que "conforme los cristianos avanzaban en la Península Ibérica muchos de los musulmanes fueron exiliados hacia el Magreb y hacia la curva del Níger". Las relaciones, según el autor, se iniciaron gracias al comercio de la sal, el oro y los esclavos. En este sentido, indicó que "hasta el descubrimiento de América todo el oro en el Mediterráneo era de Sudán". Por otro lado, añadió que Tombuctú debe su importancia a su "posición estratégica entre el Sahara y la sabana africana". A esta relación comercial, Llaguno sumó la conquista del Sudán por parte de Yuder Pachá junto a un ejército de 6.000 hispanos-marroquíes enviados por el sultán de Marruecos para ampliar su imperio. Asimismo, el que fuera alcalde durante doce años de Cuevas de Almanzora (Almería) apuntó que su vinculación con las tierras africanas es consecuencia de una expedición de científicos e historiadores de Granada que realizaron el recorrido que en su día hiciera Yuder Pachá y en la que él participó. Desde entonces ha actuado como embajador humanitario de esa zona, donde participó en la creación de la Fundación Mahmud Kati, de la que es vicepresidente. Entre las funciones que realizan destacan la gestión de una biblioteca y la ayuda alimentario. Durante la presentación del libro, celebrada hoy en Sevilla, el editor y ex ministro Manuel Pimentel destacó la personalidad inquieta del autor, que en su opinión ha logrado hacer "no sólo un libro de Historia, sino de nuestra Historia. Porque Al Andalus es parte de nuestra Historia rica y compleja". Por su parte, el periodista Carlos Herrera subrayó el acierto de Llaguno al afirmar que la historia de las grandes civilizaciones "se ha creado en la orilla de los ríos", como por ejemplo el Guadalquivir. Asimismo, lamentó que África sea para la civilización occidental una gran desconocida y afirmó que si somos capaces de mirar y ayudar a este continente "conseguiremos que sea una especie de tierra prometida". Antonio Llaguno, nacido en Almería en 1955, es licenciado en Psicología. Ha sido alcalde de Cuevas del Almanzora durante 12 años. Fue secretario general de Políticas Ambientales de la Consejería de Medio Ambiente, presidente de la Fundación por el Progreso de Andalucía. En la actualidad, es consejero delegado de la Empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero, organismo dependiente de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía. Además, ocupa el cargo vicepresidente de la Fundación Mahmud Kati y representante en España de los Fondos Kati de Tombuctú. Articulista en revistas especializadas, nacionales e internacionales, de Psicología clínica, Psicología social y de medio ambiente. Es coautor del libro 'Recursos naturales y medio ambiente de Cuevas del Almanzora' y autor de 'La conquista de Tombuctú'