Brown "inquieto" por el ingreso en prisión de Aung San Suu Kyi

  • Londres, 14 may (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy estar "muy inquieto" por el ingreso en prisión de la líder de la oposición birmana, Aung San Suu Kyi, para ser juzgada por incumplir los términos del arresto domiciliario.

Londres, 14 may (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy estar "muy inquieto" por el ingreso en prisión de la líder de la oposición birmana, Aung San Suu Kyi, para ser juzgada por incumplir los términos del arresto domiciliario.

En una declaración divulgada hoy, el jefe del Gobierno señaló que el régimen birmano parece empeñado en ampliar la "detención ilegal" de la líder opositora y Premio Nobel de la Paz de 1991.

"Está claro que el régimen birmano tiene la intención de buscar cualquier pretexto, sin importar si es tenue, para extender su detención ilegal", afirmó Brown.

"La injusticia real, la verdadera ilegalidad, es que ella está, en primer lugar, aún detenida", agregó.

"Si las elecciones de 2010 van a tener alguna credibilidad, ella y todos los prisioneros políticos deben ser liberados para (que puedan) participar", puntualizó el primer ministro.

Brown considera que esos comicios suponen el único camino para una "democracia verdadera, la estabilidad y la prosperidad".

La líder de la oposición ingresó hoy en prisión después de la intrusión de un extranjero en su casa de Rangún, en la que ha estado confinada durante los últimos seis años.

Suu Kyi, de 63 años y que atraviesa por un periodo de delicado estado de salud, fue llevada a la cárcel de máxima seguridad de Insein junto a las dos mujeres que la atienden desde que en 2003 la Junta Militar ordenó nuevamente su detención.