Camps sale satisfecho tras contar "la verdad" en su declaración como imputado

  • Valencia, 20 may (EFE).- El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado sentirse "muy satisfecho" tras declarar como imputado por un supuesto delito de cohecho ante el magistrado instructor del caso "Gürtel", a quien asegura haber contado "la verdad" sobre su relación con esta presunta trama de corrupción del PP.

Valencia, 20 may (EFE).- El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado sentirse "muy satisfecho" tras declarar como imputado por un supuesto delito de cohecho ante el magistrado instructor del caso "Gürtel", a quien asegura haber contado "la verdad" sobre su relación con esta presunta trama de corrupción del PP.

Camps ha llegado a la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana sobre las 08:50 horas y ha sido recibido por los tres vicepresidentes del Consell, Vicente Rambla, Gerardo Camps y Juan Cotino, y por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

A esa hora había ya medio centenar de personas congregadas en la puerta del Palacio de Justicia, que han ovacionado con aplausos y gritos de "presidente" al jefe del Ejecutivo valenciano.

Mientras Camps declaraba, el número de personas reunidas se ha elevado hasta el medio millar y se ha producido un constante enfrentamiento dialéctico entre seguidores y detractores.

Uno de los momentos más tensos se ha dado cuando un hombre ha arrancado una pancarta de las manos de varios miembros de la Intersindical Valenciana en la que se podía leer: "Amiguito del alma, ¿y las privatizaciones?". El hombre ha huido con la pancarta y la ha roto, acción que ha sido aplaudida y coreada con gritos de "¡Camps president!".

Camps ha salido del Palacio de Justicia sobre las 11:30 horas tras haber declarado durante unos 45 minutos ante el magistrado de la Sala de lo Civil y lo Penal encargado del caso, José Flors.

Según las investigaciones que hizo del juez Baltasar Garzón antes de inhibirse en favor del tribunal valenciano, Camps adquirió trajes en diferentes tiendas por calor de 12.783 euros que fueron pagados por Orange Market a cambio de otorgar adjudicaciones a esta sociedad entre 2005 y 2009 por valor de 4 millones de euros.

En su intervención ante los medios, Camps ha dicho que estaba "muy contento y satisfecho" porque "tenía muchas ganas de poder contar la verdad" y "ya" la ha contado.

"A partir de ahora el procedimiento continúa y confío plenamente en que termine pronto y termine muy bien", ha añadido para reiterar que se sentía "plenamente satisfecho" tras su declaración judicial.

En un escueto comunicado, el TSJCV ha informado de que después de esta declaración y de la del resto de imputados "el procedimiento sigue su curso".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha valorado desde Valladolid que el juez no haya adoptado ninguna medida cautelar sobre Camps y ha dicho que ya preveía que saldría de su comparecencia "sin ningún cargo".

Los tres vicepresidentes del Consell y Barberá han coincidido en calificar de "fenomenal" el estado de ánimo con el que han visto al jefe del Consell tras su declaración.

Por su parte, el primer presidente de Castilla y León, Demetrio Madrid (PSOE), ha asegurado en una entrevista con EFE que él habría dimitido "a los cinco minutos" de encontrarse en la situación del presidente valenciano. Madrid dimitió en 1986 al conocer que había sido procesado por un caso particular relacionado con una empresa familiar, de la que ya no era titular y del que salió absuelto.

Anoche, el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, hizo un "último llamamiento" al president para que dimitiera antes declarar, evitando así que los valencianos sufrieran la "vergüenza" de verle sentado ante un juez.

Además de Camps, también han declarado hoy como imputados por un supuesto delito de cohecho el ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret y el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, también conocido como "El bigotes".

Betoret ha abandonado el Palacio de Justicia acompañado por su abogado tras declarar durante unos 40 minutos y ha rechazado atender a los medios de comunicación.

Por su parte, Pérez ha comparecido ante el magistrado durante aproximadamente el mismo tiempo y a su salida ha dicho a los periodistas que seguirá "respetando" el secreto de las actuaciones.

"Sólo quiero manifestar que sigo respetando al tribunal y que yo sigo respetando el secreto de sumario", ha manifestado.

Según relataba el auto de Garzón, Camps acudía a Madrid a instancias de Álvaro Pérez con el fin de adquirir ropa en las tiendas de Milano y Forever Young, en las que trabajaba el sastre José Tomás, quien declara mañana como testigo ante el juez del TSJCV.