Colom rechaza las acusaciones de un abogado asesinado y desmiente el contenido de un vídeo

  • Guatemala, 12 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, rechazó hoy el contenido del vídeo grabado por el fallecido abogado Rodrigo Rosenberg antes de ser asesinado, en el que lo responsabiliza a él y a su esposa de su muerte.

Un líder opositor pide al presidente Colom retirarse del cargo y aclarar crímenes

Un líder opositor pide al presidente Colom retirarse del cargo y aclarar crímenes

Colom rechaza las acusaciones de un abogado asesinado y desmiente el contenido de un vídeo

Colom rechaza las acusaciones de un abogado asesinado y desmiente el contenido de un vídeo

Guatemala, 12 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, rechazó hoy el contenido del vídeo grabado por el fallecido abogado Rodrigo Rosenberg antes de ser asesinado, en el que lo responsabiliza a él y a su esposa de su muerte.

Se trata de una trama de "gente cobarde y rastrera", aseguró Colom durante una rueda de prensa, acompañado por su equipo de Gobierno.

"Descalificamos totalmente el vídeo. Gracias a Dios tengo mi corazón limpio. Este Gobierno no es matón ni asesino, eso lo hemos demostrado", dijo Colom en la Casa Presidencial, donde recibió a los periodistas.

El mandatario aseguró desconocer los motivos que llevaron a Rosenberg a grabar el vídeo, así como las personas que lo habrían motivado a ello, pero aseguró que forma parte de la campaña de desestabilización que ha sufrido su Gobierno desde su inicio, en enero de 2008.

Colom no identificó a las personas o grupos que estarían detrás de los supuestos ataques a su administración, a los que calificó de "gente cobarde y rastrera", cuyos nombres, precisó, se harán públicos "el día que tenga las pruebas".

"No soy asesino, no soy narcotraficante. Todo lo que dice el vídeo está totalmente fuera de sentido. Este Gobierno no es de persecución ni de represión", insistió el Jefe de Estado.

Rosenberg, un prestigioso abogado de 47 años, asesinado el domingo en un exclusivo sector residencial del sur de la capital de Guatemala, grabó un vídeo donde explicó las razones por las cuales preveía que iba a ser asesinado y suscribió una declaración en la que acusa a Colom y a su esposa, Sandra Torres, de organizarlo.

"Si usted está viendo este vídeo es porque yo, Rodrigo Rosenberg Marzano, fui asesinado por el secretario privado de la Presidencia Gustavo Alejos y su socio Gregorio Valdez (empresario vinculado al Gobierno), con la aprobación del señor Álvaro Colom y de (su esposa) Sandra de Colom", se escucha en el vídeo.

"La razón por la que estoy muerto, es porque hasta el último momento fui abogado del empresario Khalil Mussa y su hija Marjorie Mussa", asesinados a tiros el pasado 14 de abril en un sector del sur de la capital, según señala Rosenberg en la cinta.

Los Mussa fueron muertos, a su vez, por querer denunciar la malversación de fondos de la administración Colom y su esposa, sostiene el abogado en su declaración póstuma.

El presidente aseguró que ha puesto a disposición de la Fiscalía a las tres agencias de inteligencia del Estado, para que colaboren con el esclarecimiento del asesinato del abogado, así como los del empresario Mussa y su hija.

Además, anunció, que solicitó a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la cual es dirigida por el jurista español Carlos Castresana, y a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos, colaboración para investigar estos hechos.

"El interés del Gobierno es llegar a la verdad y a la justicia, así como preservar el Estado de Derecho y la Democracia", subrayó el mandatario.

El vídeo, que fue hecho llegar a las redacciones de los principales medios locales, y distribuido el lunes durante las exequias de Rosenberg, se ha convertido en el mayor escándalo político de la administración de Colom.

Desde diferentes programas de emisoras radiales y a través de las redes sociales de Internet, amigos y familiares del abogado han convocado a manifestarse en contra de Colom y su administración.

Las demandas van desde que se haga justicia por estos asesinatos, hasta la renuncia del mandatario.