El delegado de Ourense confía en la justicia tras reabrirse un proceso por malversación

  • Ourense, 6 may (EFE).- El recién nombrado delegado de la Xunta en la provincia de Ourense, Rogelio Martínez, dijo hoy confiar en la justicia, tras reabrirse un proceso judicial contra él y otros acusados por el BNG de malversación de fondos europeos y falsedad documental en relación a obras en el municipio de Arnoia, donde fue alcalde hasta el pasado lunes.

El delegado de Ourense confía en la justicia tras reabrirse un proceso por malversación

El delegado de Ourense confía en la justicia tras reabrirse un proceso por malversación

Ourense, 6 may (EFE).- El recién nombrado delegado de la Xunta en la provincia de Ourense, Rogelio Martínez, dijo hoy confiar en la justicia, tras reabrirse un proceso judicial contra él y otros acusados por el BNG de malversación de fondos europeos y falsedad documental en relación a obras en el municipio de Arnoia, donde fue alcalde hasta el pasado lunes.

Martínez fue presentado hoy en su cargo, acompañado por el conselleiro de Presidencia Alfonso Rueda, a los alcaldes de toda la provincia, funcionarios y representantes de la Justicia y otras administraciones.

A preguntas de los periodistas, el ex alcalde de Arnoia dijo que el asunto judicial se refiere a obras y subvenciones europeas de hace 7 años, "y la propia Fiscalía informó para que se archivase, y así lo hizo el juzgado de instrucción", explicó.

Según recordó, año y medio después del archivo judicial por parte de la Fiscalía, los denunciantes presentaron un recurso ante la Audiencia Judicial que en enero de este año se resolvió con la reapertura del proceso.

Martínez dijo que la Audiencia Provincial "pide ahora que se remate el asunto que ya tiene valoraciones periciales independientes de las certificaciones de obras que presentamos, pero no habrá ningún problema".

"Confío en la Justicia y será lo que digan los jueces", apuntó Martínez, que señaló que en Arnoia "se hicieron y justificaron unas inversiones y el promotor cobró unas subvenciones pero, si no es así, tendrán que pedirle que las devuelva y no hay nada más".

Aludió a los denunciantes para señalar que habrá que ver "si mantienen la acusación" pues la primera denuncia fue del BNG de Arnoia que "fueron expedientados y expulsados" y luego la denuncia la mantuvo el BNG comarcal.

Fuentes del BNG del Ribeiro explicaron a Efe que nadie fue expedientado ni expulsado ni se dio de baja en relación con este proceso contra Rogelio Martínez.

Uno de los primeros denunciantes y ahora edil nacionalista de Arnoia, Santiago Alberte, recordó que este proceso iniciado con una denuncia en el año 2006 "encontró continuos atascos en el juzgado de Ribadavia, debido al abandono de alguno de los abogados, por las peticiones de archivo por prescripción y otros motivos".

La acusación se refiere al cobro de varias subvenciones europeas, entre ellas una destinada a una planta de biomasa que ya estaba construida y que aún no funciona hoy.

Esta subvención, según la denuncia, fue pedida en 1999 por la sociedad Actividades Culturales y Turísticas de Arnoia S.L. (Actuar) en la que el Concello de Arnoia es socio mayoritario.