El fiscal se opone al polígrafo y a los careos, porque no hay contradicciones

  • Sevilla, 23 abr (EFE).- La Fiscalía de Sevilla se ha opuesto a que uno de los imputados por la muerte de la joven Marta del Castillo sea sometido al polígrafo o máquina de la verdad, así como a los careos pedidos por su abogada porque no existe ninguna contradicción que aclarar.

El padre cree que se precisan tres semanas más para hallar el cuerpo en el vertedero

El padre cree que se precisan tres semanas más para hallar el cuerpo en el vertedero

Sevilla, 23 abr (EFE).- La Fiscalía de Sevilla se ha opuesto a que uno de los imputados por la muerte de la joven Marta del Castillo sea sometido al polígrafo o máquina de la verdad, así como a los careos pedidos por su abogada porque no existe ninguna contradicción que aclarar.

Fuentes judiciales han dicho hoy a Efe que el fiscal encargado del caso, en un escrito entregado al juzgado de instrucción 4 de Sevilla, se ha opuesto a que Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso, sea sometido al polígrafo o máquina de la verdad porque tal prueba no está prevista en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Además, el polígrafo "no puede sustituir al principio de libertad de valoración de la prueba que tienen los jueces y tribunales", han añadido las fuentes.

También la acusación particular que ejercen los padres de la joven desaparecida se ha opuesto a dicha prueba, con la que el hermano mayor del presunto asesino pretende demostrar que no es cierto, como le imputa el juez, que se quedó limpiando la sangre en el piso de la calle León XIII de Sevilla donde se produjo el crimen, el pasado 24 de enero.

En cuanto a los careos "a tres bandas" solicitados por la defensa de este acusado, en los que debería participar además el asesino confeso, Miguel C.D., y el menor de edad Javier G.M., la Fiscalía ha indicado que no existe ninguna contradicción entre sus respectivas declaraciones, único objetivo del careo en presencia del juez.

Las fuentes han recordado que tanto Miguel como Francisco Javier han negado en todo momento que el hermano mayor estuviese en el piso donde se cometió el crimen o que tuviese conocimiento de él con posterioridad, mientras que el menor de edad, que en su primera declaración judicial le situó en el escenario del crimen, se desdijo posteriormente de dicha imputación.

Por su parte, los abogados de los restantes imputados han dicho a Efe que no se van a oponer a las nuevas pruebas pero tampoco se van a pronunciar a favor, y que dejarán en manos del juez de instrucción 4 de Sevilla la decisión que considere más acertada.