Fernández de la Vega dice que en crisis se deben mantener la igualdad y la justicia social como "norte irrenunciable"

Revilla insta a gritar "contra las injusticias del mundo" SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS) La vicepresidenta del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, defendió hoy en Santander que en el actual momento de crisis económica global, la igualdad y la justicia social deben ser "el norte irrenunciable". Fernández de la Vega se pronunció así durante la inauguración, junto al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, de la exposición 'Planeta Mujer', que acoge el Palacete del Embarcadero de la capital cántabra. La vicepresidenta incidió en la necesidad de "mantener fijos los ojos" en la igualdad y la justicia social "porque hay quines sostienen que en una situación como ésta debemos renegar, una vez más, a un segundo plano el compromiso social", y se mostró "convencida" de que "quienes sostienen eso, no han entendido el mundo en el que vivimos y todavía no han extraído ni una conclusión de la crisis actual". En este sentido, recordó que lo que ha llevado a esta situación "no ha sido el compromiso con los demás sino el allá cada cual; no ha sido la igualdad, sino la ambición de lucro; no ha sido la responsabilidad social sino el culto al individualismo que travestía en mérito lo que no era más que depredación económica e irresponsabilidad social". Por ello, defendió que en este momento en que "gobiernos, pueblos y continentes" están diseñando una nueva geografía política y económica global se debe evitar "que se repitan los mismos errores" y conseguir que "la igualdad ocupe el lugar que le corresponde". Además, Fernández de la Vega se remitió a la lección que "durante siglos" han aprendido las mujeres y que ahora se revela a escala global, que es "sugerir sin imponer, razonar sin atacar, sumar y no someter", unos "valores dignos" que son, subrayó, "principios esenciales para superar la crisis actual". LA IGUALDAD, ECONÓMICAMENTE INTELIGENTE La vicepresidenta afirmó que hoy, ser realista es "hacer realidad lo que nos exige la dignidad" y ser pragmático es "defender la igualdad". "Hoy la justicia de género no sólo es irreprochable éticamente sino económicamente inteligente", subrayó. En este sentido, señaló que las crisis son "momentos difíciles" pero también abren nuevas etapas. Al respecto, aseguró que "nunca hemos visto a nuestro planeta unido en la convicción de que es necesario cambiar; muy pocas veces hemos visto tal grado de unanimidad y disposición para avanzar al unísono y a escala global". Por ello, afirmó estar convencida de que "estamos en la antesala de un nuevo mundo" y "una de las puertas de entrada al nuevo milenio es la igualdad". La vicepresidenta recordó que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "ha hecho del avance en la justicia de género una de las líneas centrales de la acción de gobierno", y señaló que avance en la igualdad será "uno de los puntos cardinales" de la presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre de 2010. España, dijo, se convertirá en esos meses "un centro desde el que llevar a todo el planeta el calor humano de la justicia y la dignidad, porque sabemos que es imposible pensar en un nuevo mundo sin contar con las mujeres; hablar de un mundo más justo, estable equitativo sin la mitad de la población mundial; que es insostenible avanzar en la libertad si no es avanzando en la igualdad efectiva y real. Ese es el constante que no podemos perder de vista", concluyó. LLAMADA A LA CONCIENCIA Por su parte, el presidente de Cantabria señaló que la exposición 'Planeta mujer' es "muy necesaria" para hacer "una llamada a la conciencia de la gente", que pretende despertar "una reacción" en el interior de quienes la visiten porque "somos personas cuando miramos más allá de nosotros mismos, cuando nos involucramos en la defensa de los derechos" de los demás. El jefe del Ejecutivo cántabro instó a "gritar contra las injusticias del mundo". "No podemos seguir tolerando que haya unos pocos que vivan mejor y una inmensa mayoría que no tienen lo imprescindible, y sobre todo, la discriminación de género, que es lo más brutal y lo más rechazable". Revilla calificó de "reconfortante" contar con la presidencia de la vicepresidenta, pues "ha dado un ejemplo personal y político en la defensa de la igualdad y en la denuncia de las discriminaciones y tropelías". "No podíamos tener mejor persona y referente para inaugurar la exposición", incidió. Mientras, la vicepresidenta de Cantabria coincidió con Revilla en destacar el compromiso en la lucha por la igualdad de Fernández de la Vega, así como en señalar que la muestra es "un revulsivo para la conciencia". "Queremos que la exposición se abra a la ciudadanía de Cantabria, que va a saber responder a esta reflexión", dijo. En opinión de Gorostiaga, la desigualdad de género es problema común en todo el mundo y lo que diferencia a una sociedades de otras es "cómo se manifiesta y su virulencia". Por ello, incidió en la importancia de tomar conciencia, como enseña la exposición, de la existencia de "mujeres infatigables que luchan todos los días para romper los muros de la exclusión y la discriminación, que luchan para liberarse de los velos físicos o culturales que las hacen invisibles, ofreciéndonos la oportunidad de alcanzar otro mundo donde mujeres y hombres puedan llegar a construir agendas compartidas para un mundo mejor". EXPOSICIÓN El acto inaugural de la exposición contó con la presencia del presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio; el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Christian Manrique, entre otras autoridades y numerosos invitados. 'Planeta Mujer' propone un recorrido por los ocho 'Objetivos de Desarrollo del Milenio' desde una perspectiva de género, que permite conocer la realidad de las mujeres del mundo. La exposición cartografía nueve regiones de los cinco continentes a través de la cámara del periodista cántabro Javier Rodríguez. Desde esa otra parte de la historia que es todavía hoy Papua Nueva Guinea hasta los balcones que ofrece la América andina, la muestra acerca al visitante también al Sudeste Asiático de los pies del Himalaya, los mundos del Islam, al África subsahariana, así como a América central y el Caribe.