Grupos provida piden a Igualdad que escuche sus recomendaciones "sin prejuicios"

Grupos provida piden a Igualdad que escuche sus recomendaciones "sin prejuicios"

Grupos provida piden a Igualdad que escuche sus recomendaciones "sin prejuicios"

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, afirmó hoy tras mantener una reunión con los representantes de la Federación Española de Asociaciones Provida, que coincide con su planteamiento de que la ley actual debe ser modificada, "pero ellos quieren retroceder y el Gobierno, avanzar".

"Coincidimos en que la situación actual no nos satisface, pero ellos quieren retroceder e impedir todas las interrupciones voluntarias de embarazo en todos los casos, y el Gobierno quiere avanzar con una ley que de más garantías jurídicas tanto para las mujeres como para los profesionales", apuntó.

En rueda de prensa posterior a este encuentro que se enmarca en el "proceso de escucha" abierto por Igualdad previa reforma de la Ley del Aborto, la ministra incidió en la "dificultad" de aunar posturas con los grupos provida, ya que, apuntó, "un Gobierno no puede someter esta decisión a criterio religiosos o extremos".

No obstante, señaló su coincidencia con los planteamientos de apoyar la maternidad y abrir un "procedimiento informado" para que la embarazada puede recibir "toda la información" antes de decidir abortar así como aseguró que el Gobierno "perseguirá los abortos clandestinos e ilegales".

En cuanto a la continuidad del proceso de escucha, que culmina esta tarde con una reunión con los representantes del llamado 'Manifiesto de Madrid', la ministra apuntó que si bien no se abrirá una nueva fase como tal, el ministerio seguirá manteniendo "contacto permanente" con todas las organizaciones que han participado en esta ronda y que serán informadas sobre los avances en el borrador del anteproyecto de Ley.

REIVINDICACIONES DE LOS PROVIDA

Por su parte, la representante de la Federación de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, pidió a la ministra que analizase sus argumentos "sin prejuicios porque no dependen de credos religiosos ni de posturas políticas". "Es una cuestión de derechos humanos (...) como personas progresistas que somos", apuntó.

"Nosotros no queremos que las mujeres vayan a la cárcel", prosiguió Latorre, quien reiteró que el desacuerdo con Igualdad se trata de un problema de planteamiento porque "el aborto no es inevitable", tampoco es "una intervención médica" y "no es un derecho de la mujer" ya que "no se trata de quitar una parte de su cuerpo".

En este sentido, incidió en su "total desacuerdo" tanto con la ley vigente como con la propuesta de reforma, reivindicó medidas de apoyo a la continuidad escolar y a la contratación de mujeres embarazadas, demandó una "oficina" para recoger las denuncias por "atropellos" en las clínicas autorizadas y solicitó que se reabra el debate sobre aborto sí o no, porque "no está superado y hay muchos jóvenes que quieren participar".