La defensa pide la puesta en libertad del jefe torturador del Jemer Rojo

  • Phnom Penh, 1 abr (EFE).- El equipo de abogados que defiende al antiguo jefe torturador del Jemer Rojo y asesino confeso, Kaing Guev Eav, conocido por Duch, solicitó hoy la libertad para su cliente al tribunal internacional de Camboya que le juzga por genocidio.

La defensa pide la puesta en libertad del jefe torturador del Jemer Rojo

La defensa pide la puesta en libertad del jefe torturador del Jemer Rojo

Phnom Penh, 1 abr (EFE).- El equipo de abogados que defiende al antiguo jefe torturador del Jemer Rojo y asesino confeso, Kaing Guev Eav, conocido por Duch, solicitó hoy la libertad para su cliente al tribunal internacional de Camboya que le juzga por genocidio.

La defensa hizo esta petición un día después de que Duch pidiera de nuevo perdón y aceptara su responsabilidad por los crímenes cometidos por el Jemer Rojo antes y después de que en abril de 1975 venciera la guerra civil.

El jefe del equipo de abogados que defiende a Duch, director del centro de torturas de Tuol Sleng o S-21 y de otras dos prisiones creadas por la guerrilla del Jemer Rojo durante la contienda, señaló durante la vista que el acusado debía ser puesto en libertad de inmediato al haber sido violados sus derechos.

"Ante ustedes pedimos que pongan final a la detención de Duch pues el tiempo límite va más allá de lo aceptable por la legislación camboyana y también por los instrumentos jurídicos internacionales", dijo el letrado francés, Francois Roux.

El abogado argumentó que aunque el juicio a Duch debe continuar, el acusado tiene que ser trasladado desde la prisión a una "vivienda segura", puesto que la ley de Camboya únicamente permite un periodo de detención preventiva de un máximo de tres años.

Duch fue detenido y encarcelado en mayo de 1999, casi un año después de la muerte del máximo líder del Jemer Rojo, Pol Pot.

También el letrado mantuvo durante su exposición, que Duch está encarcelado en las mismas dependencias que los otros cuatro destacados miembros del Jemer Rojo, entre ellos el "numero dos" de la organización, Nuon Chea, de quien recibía ordenes directas cuando dirigía el centro de interrogatorios de Tuol Sleng.

Además de Duch y Nuon Chea, de 82 años, también el ex viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores, Ieng Sary, de 83 años; su esposa, Ieng Thirit, de 76 años,antigua titular de Asuntos Sociales; y el presidente del régimen de Kampuchea Democrática, Khieu Samphan, de 77 años, están acusados de crímenes contra la humanidad.

De 14.000 a 16.000 personas, entre ellas ministros del régimen, diplomáticos, extranjeros, y hasta 2.000 niños, pasaron por esa prisión provista de alambradas electrificadas, para ser torturadas y asesinadas después en el campo de exterminio de Choeung Ek, situado a unos 15 kilómetros de la ciudad.

Otras 20.000 personas, según las investigaciones realizadas por el Centro de Documentación del Genocidio de Camboya, pasaron por las dos primera prisiones que Duch monto durante la guerra, la denominada M-13 y M-99, situadas en la jungla del noroeste del país.

El Jemer Rojo gobernó Camboya desde abril de 1975 hasta enero de 1979, periodo en el que 1,7 millones de personas murieron en las purgas y deportaciones masivas en condiciones infrahumanas ordenadas por el régimen.