La ONU detecta mayor interés empresarial por la responsabilidad corporativa

  • Naciones Unidas, 8 abr (EFE).- Las empresas están cada vez más interesadas en adoptar conductas responsables y éticas ante el descrédito en que ha caído el mundo corporativo a causa de la crisis económica global, según un informe de la ONU divulgado hoy.

La ONU detecta mayor interés empresarial por la responsabilidad corporativa

La ONU detecta mayor interés empresarial por la responsabilidad corporativa

Naciones Unidas, 8 abr (EFE).- Las empresas están cada vez más interesadas en adoptar conductas responsables y éticas ante el descrédito en que ha caído el mundo corporativo a causa de la crisis económica global, según un informe de la ONU divulgado hoy.

El programa de responsabilidad corporativa del organismo, Global Compact (Pacto Mundial), señaló en su estudio anual que cerca de 1.500 empresas de todo el mundo se unieron el año pasado a esta iniciativa que promueve los principios éticos, sociales y ecológicos en el sector privado.

Esto representa un aumento del 30 por ciento respecto a 2007 en el número de nuevos miembros y eleva a cerca de 5.000 la cifra de empresas inscritas en este programa, que la ONU puso en marcha en 1999.

"Se está dando un replanteamiento en el mundo empresarial, en el que se tiende a incluir elementos no económicos a la hora de tomar decisiones estratégicas", consideró en la presentación del informe el director del Global Compact, Georg Kell.

El funcionario agregó que hay un mayor interés en materia de responsabilidad corporativa, a la que muchas empresas perciben como una manera de agregar valor a sus productos y contribuir a un modelo económico más sostenible.

"Creemos que el Global Compact puede hacer una gran contribución a la restauración de la confianza en la economía", valoró.

Kell también destacó que buena parte de las nuevas incorporaciones al programa corresponden a compañías chinas o indias, las dos principales economías emergentes del planeta.

Además aumentó a 1.400 el número de las empresas que entregaron a los responsables de Global Compact el informe anual sobre su comportamiento responsable.

Otras 400 compañías fueron apartadas el año pasado de este programa de Naciones Unidas por ignorar repetidamente esta obligación, según el informe.

Al mismo tiempo, el documento advierte que hay grandes brechas en la implementación de los principios de la iniciativa, a los que sus miembros se comprometen a respetar al inscribirse en la misma.

En particular cita la falta de escrutinio de las cadenas de proveedores y las actuaciones de las entidades subsidiarias, que son los escalones en los que se suelen dar las prácticas más reprochables en materia de derechos laborales, preservación del medioambiente y corrupción.

Solamente un 7 por ciento de las 700 empresas consultadas en este informe exigen a sus proveedores que se sumen al Global Compact y un 27 por ciento incluyen sus principios en la firma de contratos.

Al mismo tiempo, más del 70 por ciento no obliga a sus subsidiarias a incorporarse al programa de la ONU o a respetar su contenido.

El Global Compact es una iniciativa lanzada hace 10 años por el entonces secretario general de la ONU, el ghanés Kofi Annan, a instancia de 50 compañías conscientes de la responsabilidad del sector privado en la promoción de principios éticos, sociales y ecológicos.

Ese programa está conformado por miles de firmas de más de un centenar de países, que se incorporan voluntariamente y aceptan cumplir 10 principios éticos básicos, como la protección de los derechos humanos, el reconocimiento del derecho de los trabajadores a organizarse o la lucha contra la corrupción.