La UE no será refugio de terroristas, afirma el jefe de la Comisión Europea en Lima

  • Lima, 10 may (EFE).- El jefe de la delegación de la Comisión Europea en el Perú, Antonio Cardoso, afirmó hoy que Europa "no es ni será" refugio de terroristas, en referencia a la decisión del Parlamento Europeo de solicitar la inclusión del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) en su lista de grupos terroristas.

La UE no será refugio de terroristas, afirma el jefe de la Comisión Europea en Lima

La UE no será refugio de terroristas, afirma el jefe de la Comisión Europea en Lima

Lima, 10 may (EFE).- El jefe de la delegación de la Comisión Europea en el Perú, Antonio Cardoso, afirmó hoy que Europa "no es ni será" refugio de terroristas, en referencia a la decisión del Parlamento Europeo de solicitar la inclusión del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) en su lista de grupos terroristas.

"De ninguna manera, Europa es un conjunto de países, una sociedad de derecho en la que no puede funcionar como refugio de terroristas", declaró el representante europeo a la agencia oficial Andina.

Cardoso remarcó que los países europeos están comprometidos con el combate al terrorismo y que, por ese motivo, se sigue "con mucho interés" la recomendación formulada por la Eurocámara, que deberá ser debatida por el Consejo Europeo.

El Parlamento Europeo pidió esta semana incluir en la lista de organizaciones terroristas al MRTA, medida que fue saludada por el Perú, que lamentó que el año pasado se frustrara una iniciativa de eurodiputados en ese sentido.

La Cancillería peruana se congratuló de tal iniciativa, que a su entender revierte la decisión del año pasado, cuando la Eurocámara desestimó por cuatro votos la petición del Congreso y el Gobierno peruano de incluir a esta agrupación en ese listado.

Al respecto, Cardoso comentó hoy que el Consejo Europeo "es otra institución" y pidió "aguardar" para conocer su decisión que, de ser aceptada, impedirá que dirigentes del MRTA puedan obtener financiación y refugio en Europa.

El MRTA está prácticamente desaparecido después de protagonizar un secuestro masivo en la residencia del embajador de Japón en Lima, que terminó en abril de 1997 con la muerte de 14 de sus miembros en una exitosa operación militar de rescate.

El resto de sus dirigentes y militantes, incluido su fundador, Víctor Polay, están en prisión.