Los Sin Tierra de Brasil denuncian cortes en los fondos de la reforma agraria por la crisis

  • Río de Janeiro, 17 abr (EFE).- El Movimiento de los Sin Tierra (MST), la mayor agrupación campesina de Brasil, realizó hoy ocupaciones de tierras y marchas en numerosas regiones del país para denunciar los recortes en los fondos públicos destinados a la reforma agraria a causa de la crisis.

Los Sin Tierra de Brasil denuncian cortes en los fondos de la reforma agraria por la crisis

Los Sin Tierra de Brasil denuncian cortes en los fondos de la reforma agraria por la crisis

Río de Janeiro, 17 abr (EFE).- El Movimiento de los Sin Tierra (MST), la mayor agrupación campesina de Brasil, realizó hoy ocupaciones de tierras y marchas en numerosas regiones del país para denunciar los recortes en los fondos públicos destinados a la reforma agraria a causa de la crisis.

Hubo actos de protesta en 15 de los 27 estados de Brasil, con los que se quería llamar la atención a la reducción en un 41 por ciento del presupuesto público destinado a las expropiaciones para la reforma agraria, que ahora disminuye en 2009 a 561 millones de reales (255 millones de dólares), informó el MST en un comunicado.

Por la disminución de recursos, este año tan sólo se podrán repartir tierras a 17.000 familias, en lugar de la meta de alojar a 75.000.

Unas 100.000 familias de campesinos esperan por un lote de tierra acampadas al borde de diversas carreteras de Brasil, según datos de la organización campesina.

Una de las líderes del MST, Marina dos Campos, afirmó que los recortes "demuestran que el Gobierno no da prioridad a la reforma agraria", sino a los latifundios dedicados a la exportación, a los que ha ofrecido ayudas por hasta 5.500 millones de dólares, según sus cálculos.

El MST celebraba hoy su día nacional de lucha, que conmemora el decimotercer aniversario de la matanza de 19 de sus miembros a manos de la policía en la localidad amazónica de Eldorado de Carajás, en el estado de Pará.

Entre otras regiones, en Sao Paulo, dos grupos campesinos ocuparon sendas haciendas "abandonadas y totalmente improductivas" de uno de los estados con mayor producción agrícola del país.

En Pernambuco (noreste), más de 300 familias ocuparon una hacienda de 12.500 hectáreas, cuyo propietario, José Cordeiro de Santana, fue condenado en 2002 por el asesinato de un líder indígena que intentaba asentarse en sus tierras, según el MST.

También se sucedieron las ocupaciones de haciendas en otros estados de la empobrecida región nororiental, como los de Paraíba, Ceará y Sergipe.

Cerca de 400 trabajadores rurales tomaron el control de un peaje de una autovía en el estado de Santa Catarina (este) y permitieron el paso libre de los vehículos.

En el sureño Río Grande do Sul, hubo movilizaciones y marchas en cuatro municipios. Entre otros actos, los Sin Tierra bloquearon una carretera regional durante 19 minutos, en recuerdo de los muertos en la masacre de Carajás.