Prodi y Berlusconi no testificarán en el proceso por el secuestro de Abu Omar

  • Roma, 20 may (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y su antecesor en el cargo, Romano Prodi, no testificarán en el proceso por el secuestro del imán Abu Omar, en el que están acusados varios agentes de la CIA y de los servicios secretos militares de Italia.

Prodi y Berlusconi no testificarán en el proceso por el secuestro de Abu Omar

Prodi y Berlusconi no testificarán en el proceso por el secuestro de Abu Omar

Roma, 20 may (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y su antecesor en el cargo, Romano Prodi, no testificarán en el proceso por el secuestro del imán Abu Omar, en el que están acusados varios agentes de la CIA y de los servicios secretos militares de Italia.

Así lo decidió hoy el juez del Tribunal de Milán que lleva el caso, Óscar Magi, quien considera que ya no son necesarios los testimonios de los dos mandatarios después de que el Tribunal Constitucional decidiera el pasado 11 de marzo que se había violado el secreto de Estado durante la investigación del caso.

Según Magi, los testimonios que podrían ofrecer tanto Prodi como Berlusconi, así como el resto de agentes de los servicios secretos militares italianos que quedan por declarar, podrían abordar temas protegidos por el secreto de Estado.

El pasado marzo, el Constitucional italiano consideró que fue violado el secreto de Estado por los jueces que investigaron en Italia el caso del imán Abu Omar, secuestrado en 2003 cuando salía de su casa en Milán y trasladado posteriormente a Egipto donde fue encarcelado y supuestamente sufrió torturas.

Esta violación del secreto de Estado es la que esgrimieron recientemente algunos de los imputados, entre ellos el ex jefe de los servicios secretos militares italianos (SISMI) Nicolo Pollari, para solicitar que se suspendiera el proceso.

Magi rechazó hoy esta solicitud y decidió que siguiera adelante el proceso, que comenzó el 8 de junio de 2007 y que ha sido interrumpido en numerosas ocasiones debido a que los acusados como las personas llamadas a declarar se acogen al secreto de Estado para no prestar declaración.

El juez de Milán decidió asimismo rechazar la petición de absolución inmediata para los imputados, así como la de devolver el caso a la Fiscalía para que comience el proceso desde el principio, dado que el Constitucional afirma que se violó el secreto de Estado durante la investigación.

Por el contrario, Magi acogió la petición de declarar no válidas algunas pruebas utilizadas en el proceso, siguiendo los criterios indicados por el Constitucional.

En unas declaraciones que recogen hoy los medios de comunicación italianos, el abogado de Pollari, Nicola Madia, asegura que el proceso se encuentra ahora en una "vía muerta" y que el hecho de que no vayan a testificar ni Prodi ni Berlusconi representa "un obstáculo al derecho de defensa de su cliente".

Madia explica que en la audiencia del próximo 27 de mayo su defendido no responderá a las preguntas del juez acogiéndose al secreto de Estado violado, según el Constitucional, durante la investigación del caso.

A finales de 2008 Berlusconi reiteró en una carta, que fue leída durante el proceso, que las relaciones entre los servicios secretos italianos y extranjeros están bajo secreto de Estado para "garantizar la credibilidad en las relaciones internacionales" y pidió a los agentes que respeten ese silencio.

El secuestro del imán Abu Omar es el primer caso de los llamados "vuelos de la CIA" que se juzga en Europa y hay 35 imputados, entre ellos 26 agentes de los servicios secretos estadounidenses, que el Tribunal milanés declaró en rebeldía al no presentarse al proceso.