Ramos es partidaria de que la futura ley asturiana de igualdad incluya un apartado sobre violencia de género

El PP lamenta que el Delegado del Gobierno "haya prohibido" la comparecencia en la Junta del responsable de Policía

OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS)

La consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad, María José Ramos, dijo hoy que su propósito es abrir el debate para que la futura ley asturiana de igualdad entre hombres y mujeres, recogida en el pacto de gobierno PSOE-IU, incluya un apartado específico sobre violencia de género. Así, rechazó la idea del PP de hacer una ley específica sobre esta materia e instó a la oposición a sumarse a los debates en el seno del Consejo Asturiano de la Mujer para elaborar una ley "de consenso".

Ramos compareció hoy en la Comisión de Presidencia, Justicia e Igualdad de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) para informar acerca del Programa de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género.

Ramos explicó que ya existe a nivel nacional una Ley Integral de Violencia de Género y señaló que la normativa, a día de hoy, "es suficiente", explicando que Asturias es "referencia" por poner en marcha dispositivos importantes sobre este asunto, así como un protocolo interdepartamental. "Todo el mundo trabaja en la misma dirección y con los mismos objetivos", señaló

En cuanto al Programa del Principado de Asturias de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género, Ramos dijo que el grado de cumplimiento es del 97 por ciento, con 29 de 20 medidas ejecutadas. Incidió en la labor de sensibilización realizada a través de materiales divulgativos y el trabajo realizado con alumnado y profesorado, así como la oferta formativa desarrollada con equipos profesionales de distintos ámbitos de intervención.

A este respecto, comentó que más de 300 profesionales del ámbito de salud recibieron formación en atención sanitaria en violencia de género. La guía de práctica clínica, la guía para profesionales 'Recursos contra la violencia de género' o los 155.000 dípticos informativos repartidos constituyen una parte de los materiales divulgativos con los que, a lo largo de 2008, se ha tratado de reforzar la concienciación y formación. Además, Ramos señaló que cerca de 5.000 estudiantes y 700 profesores de distintos centros de la región han participado en diversos programas de coeducación.

Asturias registró en el año 2008 un total 2.387 denuncias en Asturias por violencia de género, lo que significa un incremento respecto al año anterior, algo que demuestra, según la responsable regional que las mujeres asturianas están ejerciendo sus derechos.

Sin embargo, la comparecencia de Ramos no convenció a la diputada del PP, Cristina Coto, quien dijo que Asturias es la única comunidad que no tiene aún una ley específica sobre violencia de género.

Explicó que el programa de la Consejería se reduce a "un folio y medio" y es una especie de inventario de bienes y recursos con unos contenidos de mínimos. Así, instó a la consejera a "recuperar la ambición" que tuvo en su día sobre la lucha de la violencia de género y acometer medidas más profundas, sin caer en "enredos de papeles". "No encontramos en este programa nada nuevo, ni hay ningún espíritu de superación", añadió.

TREVÍN

Por otro lado, la diputada regional del PP hizo constar, en la última comparecencia sobre este asunto, su "más enérgica queja" ante el hecho de que el Delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, "haya prohibido" la comparecencia en la JGPA del representante de atención a la familia del Cuerpo Nacional de Policía.

Coto criticó la "falta de colaboración" de Trevín y señaló que su comportamiento es más propio "de un gobernador civil de los antiguos", al prohibir a la Policía que explique sus condiciones de trabajo en una materia tan sensible como la violencia de género. "Tal vez temiese que policías trasladasen sus quejas por faltas de recursos materiales y humanos", añadió Coto, que acusó a Trevín de poner "la mordaza" a la Policía.

La diputada de IU-BA-Verdes, Emilia Vázquez, también mostró la "extrañeza" de su grupo ante la no comparecencia del representante de la Policía que se había solicitado, aunque se limitó a decir que "tendrá alguna explicación razonable que nos gustaría conocer".

Por otro lado, Emilia Vázquez dijo que la lucha contra la violencia de género no es un asunto que pueda afrontarse "a golpe de ley". Así, apostó por profundizar en las conductas que causan esa violencia. "Lo fundamental es detectar qué nivel de mejora tienen los planes, antes de acometer nuevas leyes", explicó.

Por último, la diputada del PSOE, Greta Cortina, dijo que el programa del Principado tiene una ambición "que nunca se ha perdido" y destacó la importancia de la prevención y sensibilización. Recriminó al PP que durante ocho años al frente de gobierno nacional tuvo la oportunidad de hacer de la violencia de género un asunto fundamental, pero no lo hizo.