Recaudan dinero para una prueba de ADN que el presidente paraguayo se niega a pagar

  • Asunción, 11 may (EFE).- La mujer que asegura haber concebido un hijo del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, cuando éste aún era obispo comenzó hoy un campaña para reunir el dinero que requiere para que el gobernante sea sometido a una prueba genética.

Recaudan dinero para una prueba de ADN que el presidente paraguayo se niega a pagar

Recaudan dinero para una prueba de ADN que el presidente paraguayo se niega a pagar

Asunción, 11 may (EFE).- La mujer que asegura haber concebido un hijo del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, cuando éste aún era obispo comenzó hoy un campaña para reunir el dinero que requiere para que el gobernante sea sometido a una prueba genética.

Benigna Leguizamón, quien reside en un barrio marginal de Ciudad del Este, a 330 kilómetros de Asunción, acudió a cuatro bancos de esa urbe para solicitar la apertura de una cuenta corriente en favor de los derechos de "Lucas Fernando", afirmó a Efe su abogado, Leong Je Park.

La mujer, de 27 años, asegura que el segundo de sus cuatro hijos de seis años, que concibió en Choré, una localidad del departamento de San Pedro (centro), la región más pobre del país y donde el ahora jefe de Estado fue obispo poco más de una década, es fruto de una relación con Lugo.

Park explicó que el objetivo de la campaña, apoyada por la Asociación de Abogadas del Alto Paraná, cuya capital es Ciudad del Este, es reunir 3,5 millones de guaraníes (700 dólares) que costará la prueba de ADN debido al estado de pobreza en que vive su cliente.

Benigna, quien se dedica a la fabricación casera de detergente ante el estado de postración de su actual pareja por enfermedad, "no tiene absolutamente nada y para ella esa suma es inalcanzable", apuntó Park, quien considera que con el apoyo de la gente se lograría reunir en poco tiempo ese dinero.

El abogado explicó que el jefe de Estado se había ofrecido hacer frente a esos gastos toda vez que la mujer aceptara dirimir el caso en el ámbito privado, lo que fue rechazado por la mujer por temor a presuntas manipulaciones.

Añadió que varios políticos de la región se han ofrecido a costear el procedimiento, pero la mujer se negó tajantemente.

"Cuando el Presidente le llamó a Benigna para negociar en forma privada, le ofrecieron pagar (la prueba). Qué le cuesta (a Lugo) ofrecer lo mismo, pero en el ámbito judicial", aseveró Park.

Explicó que una vez reunido el dinero el juzgado de la Niñez y la Adolescencia de Ciudad del Este, en la frontera con Brasil, deberá fijar la fecha de la extracción de la muestra, que será enviada a un laboratorio de Curitiba, capital del estado brasileño de Paraná.

A partir de ese momento, se calcula una espera de cuatro semanas para los resultados.

El caso de Leguizamón se ha sumado al reconocimiento legal realizado el 13 de abril último por el presidente del hijo que tuvo con Viviana Carrillo, Guillermo Armindo, nacido el 4 de mayo de 2007, cinco meses después de haber renunciado a su estado clerical, el 21 de diciembre de 2006, para lanzarse a la arena política.

Además, una tercera mujer, Hortensia Morán Amarilla, de 39 años, dijo ante periodistas el 22 de abril pasado que concibió otro hijo del jefe de Estado, Juan Pablo, de un año, aunque, no obstante, sostuvo que no pretende demandar al gobernante.