Rosa Aguilar pide a las mujeres en política que no se pongan "zancadillas" y que hagan una política "más solidaria"

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS) La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, pidió hoy a las mujeres que se dedican a la política que "no caigan en la trampa de ponerse zancadillas" y que se decanten por una política "más solidaria y de complicidad que hace que se avance más", al tiempo que aseguró que la dinámica de los partidos y las organizaciones "hacen que compitamos unas con otras y que entremos en una batalla innecesaria". Rosa Aguilar, que impartió una conferencia titulada 'La Constitución de la Igualdad', en la sede de UGT de Sevilla, abogó por "otra forma de hacer política para que la igualdad pueda hacerse plena y efectiva". Además, la primera edil cordobesa lamentó que las mujeres que se dedican a la política se alejen antes de esta actividad "por exigencias personales". En lo que se refiere a la maternidad, Aguilar dijo que se han tomado "decisiones de última hora" pero que hay que tomar otras "más plenas" para que las mujeres puedan seguir desarrollando esta actividad. "Somos muchas pero aún no tenemos la representatividad que nos corresponde", agregó. Y es que, según dijo, el porcentaje de mujeres en el Congreso es del 36 por ciento; del 31 por ciento en el Senado; del 45 por ciento en el Parlamento andaluz, y del 39 por ciento en los ayuntamientos. "Hay 8.431 concejalas pero el porcentaje baja muchísimo cuando hablamos de alcaldesas, sólo el 14 por ciento", lamentó. Asimismo, la alcaldesa dijo que la realidad evidencia que la igualdad es la "asignatura pendiente" de toda la sociedad y que la democracia está "incompleta" porque supone la participación en igualdad de mujeres y hombres, algo que, a juicio de Aguilar "siguen existiendo casos flagrantes de marginación de las mujeres". En esta línea, afirmó que las mujeres cobran un 28 por ciento menos que los hombres, tienen contratos más precarios, les afecta más la temporalidad y tienen una doble jornada laboral. "El 83 por ciento de las mujeres se hacen cargo de personas dependientes y en el 60 por ciento de las casas es la mujer la que se hace cargo de las tareas, mientras que el hombre es quien tiene el trabajo remunerado", agregó. Rosa Aguilar manifestó que las mujeres "estamos inmersas en una batalla clave e importante en términos de igualdad como es la violencia de género" y abogó por que el conjunto de la ciudadanía "ponga punto y final a la complicidad con este tipo de comportamientos". "No se puede mirar hacia otro lado, sino que hay que denunciar", apostilló. "Las mujeres estamos llevando a cabo una de las mayores revoluciones de la historia sin violencia y sin movilizar ejércitos, una revolución profunda desde el punto de vista cultural. Una sublevación pacífica, anclada en valores de la paz, la solidaridad y la justicia social", manifestó Aguilar, quien pidió que en esta lucha "tenéis que acompañarnos todos los hombres comprometidos en valores".