Subastarán joyas incautadas a Imelda Marcos valoradas en 632 millones dólares

  • Manila, 22 may (EFE).- Filipinas ofrecerá al mejor postor un lote de joyas incautadas a la ex primera dama Imelda Marcos por valor de 15.000 millones de pesos (unos 632 millones de dólares), informó hoy la prensa local.

Subastarán joyas incautadas a Imelda Marcos valoradas en 632 millones dólares

Subastarán joyas incautadas a Imelda Marcos valoradas en 632 millones dólares

Manila, 22 may (EFE).- Filipinas ofrecerá al mejor postor un lote de joyas incautadas a la ex primera dama Imelda Marcos por valor de 15.000 millones de pesos (unos 632 millones de dólares), informó hoy la prensa local.

La Comisión Presidencial para el Buen Gobierno (PCGG) afirma que así podrá conseguir fondos para financiar los presupuestos estatales y espera conseguir un buen precio con ellas, dada la fascinación que muchos coleccionistas todavía mantienen sobre Imelda.

Se trata de collares, sortijas y otras joyas acumuladas por la ex primera dama durante los 21 años que su marido Ferdinand gobernó con mano de hierro Filipinas, y que ella se llevó al exilio en Hawai (EEUU) tras la caída del régimen en 1986.

Parte de la colección se halló en el palacio presidencial de Malacañang, otras piezas fueron decomisadas a la llegada de los Marcos a Hawai, y el resto se intervino a un ciudadano griego que intentó sacar ilegalmente el cargamento del país en los años 90.

La PCGG fue creada en 1986 para seguir el rastro del dinero que el entonces presidente y sus asociados se llevaron consigo cuando el régimen fue derrocado ese mismo año.

Durante sus dos décadas en el poder, Ferdinand Marcos, Imelda, y su entorno, acumularon de manera ilícita unos 10.000 millones de dólares, según los cálculos más fidedignos, aunque hasta ahora sólo se había podido demostrar el origen irregular de menos de 250 millones de dólares.

La pareja gobernó Filipinas de 1965 a 1986, cuando Ferdinand fue desalojado del poder por una revuelta popular apoyada por los militares, tras la cual huyó al exilio en Hawai, donde murió en 1989.