Suu Kyi es acusada formalmente de incumplir los términos del arresto domiciliario

  • Bangkok, 14 may (EFE).- La líder de la oposición birmana y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi ha sido formalmente acusada de incumplir las condiciones de su arresto domiciliario, indicaron fuentes de su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND).

Bangkok, 14 may (EFE).- La líder de la oposición birmana y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi ha sido formalmente acusada de incumplir las condiciones de su arresto domiciliario, indicaron fuentes de su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND).

Horas antes, Suu Kyi, detenida en su propia casa desde 2003, fue trasladada a la prisión de Insein en Rangún, donde permanecerá al menos hasta el próximo lunes, cuando comience a ser juzgada en relación con la supuesta visita de un estadounidense.

Su detención ocurre justo doce días antes de que expire el plazo máximo de arresto domiciliario, según las leyes birmanas.

Le acompañaron a Insein las dos mujeres que han cuidado de ella durante estos seis años, durante los cuales ha tenido prohibidas cualquier visita no previamente autorizada, por lo que recibe sólo ocasionalmente a su médico y a emisarios de la Junta Militar.

El pasado 6 de mayo, los soldados que custodian el perímetro de su casa en Rangún apresaron a un estadounidense -identificado por la prensa como John William Yeattaw- cuando regresaba a nado por el lago Inye.

Al parecer, logró entrar en el domicilio burlando a los vigilantes apostados allí las 24 horas del día.

Suu Kyi se enfrenta a una pena máxima de siete años de cárcel por permitir la visita, aunque los analistas políticos creen que el juicio es una estrategia del régimen birmano para retrasar su puesta en libertad de cara a las elecciones de 2010.

La líder opositora, de 63 años, está siendo tratada desde el pasado viernes con sueros intravenosos por su dificultad para ingerir alimentos.

Estados Unidos y la Unión Europea han expresado su preocupación por su estado de salud y vuelto a pedir su inmediata liberación.

La Junta Militar que preside el general Than Shwe rechazó a principios de mayo la misma solicitud remitida por la LND, que en 1990 venció por abrumadora mayoría en las últimas elecciones democráticas celebradas en Birmania.

El régimen no reconoció aquellos resultados y el país continúa siendo una dictadura militar desde 1962.