Un dirigente indígena opositor denuncia que fue azotado por seguidores de Morales

  • La Paz, 11 may (EFE).- El dirigente indígena boliviano Marcial Fabricano, que es funcionario de la prefectura (gobernación) opositora de Beni, denunció hoy que fue azotado hasta perder el conocimiento por un grupo de seguidores del presidente Evo Morales.

Un dirigente indígena opositor denuncia que fue azotado por seguidores de Morales

Un dirigente indígena opositor denuncia que fue azotado por seguidores de Morales

La Paz, 11 may (EFE).- El dirigente indígena boliviano Marcial Fabricano, que es funcionario de la prefectura (gobernación) opositora de Beni, denunció hoy que fue azotado hasta perder el conocimiento por un grupo de seguidores del presidente Evo Morales.

La paliza le fue propinada el pasado viernes cuando visitaba una comunidad indígena del departamento del Beni para ofrecer un informe sobre las obras que construye la prefectura dirigida por el gobernador opositor Ernesto Suárez.

En la década pasada, Fabricano fue presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob) y movilizó varias veces al sector para reclamar tierras y derechos.

"Con mucho dolor aguante hasta donde pude soportar, hasta donde me acompañó la resistencia, caí en tierra y perdí el conocimiento", relató hoy al mostrar su espalda flagelada por personas que, según dijo, se identificaron "como militantes del partido de Gobierno".

"Ocho personas me flagelaron, se turnaban, cada uno dio como seis chicotazos (azotes) con un lazo", dijo Fabricano, quien también es un dirigente opositor a Morales en Beni.

Explicó que los agresores argumentaron que una asamblea de los indígenas de esa zona había aprobado hace tiempo una resolución para castigarlo con azotes por una "supuesta traición" a su movimiento.

Fabricano actualmente es secretario departamental del Desarrollo Indígena de la prefectura del Beni, cuyo gobernador es uno de los dirigentes políticos que reclama un régimen autonómico en el país diferente al que postula el presidente Evo Morales.

En declaraciones al diario El Deber, Fabricano también acusó al Ejecutivo de incitar a la violencia porque los agresores aseguraron que aplicaron la "justicia comunitaria" que ha sido reconocida en la nueva Carta Magna, promulgada en febrero pasado.

No obstante, el Gobierno ha sostenido varias veces que la "justicia comunitaria" avalada en la nueva Constitución no puede ser relacionada con los actos violentos de venganza que suelen protagonizan diversos grupos indígenas del país.