Una diputada afgana critica la ley que desprotege a la mujer ante la violación

  • Kabul, 2 abr (EFE).- Una ley que regula los asuntos de familia entre la comunidad chií afgana ha levantado polémica en Afganistán, donde una diputada denuncia la desprotección de la mujer en caso de violación y acusa al presidente, Hamid Karzai, de haberla promulgado por razones electoralistas.

Una diputada afgana critica la ley que desprotege a la mujer ante la violación

Una diputada afgana critica la ley que desprotege a la mujer ante la violación

Kabul, 2 abr (EFE).- Una ley que regula los asuntos de familia entre la comunidad chií afgana ha levantado polémica en Afganistán, donde una diputada denuncia la desprotección de la mujer en caso de violación y acusa al presidente, Hamid Karzai, de haberla promulgado por razones electoralistas.

La ley, rubricada por Karzai en marzo, regula cuestiones como el matrimonio y el divorcio entre los musulmanes chiíes, religión de la minoría hazara de Afganistán, que supone en torno al 10 por ciento de la población de un país de mayoría suní.

Según la diputada Sabrina Saqib, la ley "deniega los derechos de las mujeres".

Para esta legisladora, el artículo más controvertido es aquel que estipula que, caso de violación, el testimonio del presunto violador valdrá más que el de la mujer que lo denuncie.

"Queríamos que la mujer pudiera ser examinada por un médico para que pudiera probar su denuncia, pero no se aceptó" la enmienda, lamentó Saqib.

La diputada explicó a Efe que la normativa fue aprobada "en paquete" sin apenas lectura ni debate en el Parlamento, donde se pudieron introducir muy pocas enmiendas.

Según la legisladora afgana el presidente "promulgó la ley sin leerla ni siquiera la leyeron sus asesores", aseveró.

Saqib añadió que en el proceso parlamentario los diputados consiguieron suavizar algunos artículos como el que impedía a la mujer salir de casa sin permiso del marido, enmendado con "excepciones" como que la aludida esté enferma o tenga una "excusa razonable" como visitar a familiares.

También fijaron una edad límite para casarse, de 16 años para las mujeres y 18 para los hombres, con el objeto de "evitar el matrimonio infantil", explicó.

En ausencia de un texto hecho público, el Fondo de la ONU para el Desarrollo de la Mujer (Unifem) ha reclamado a Karzai que la ley sea devuelta al Parlamento "para que la revise y la enmiende", dijo a Efe su responsable de Igualdad en Kabul, Najia.

"Es lo que podemos decir de momento, puesto que no hemos visto la ley aún, si es cierto que hay artículos que quitan a la mujer el derecho a defenderse en casos de violación, es condenable", añadió la fuente.

La supuesta "legalización" de la violación de la mujer, implícita también en un artículo que presuntamente otorga al marido el derecho a relaciones sexuales con su esposa cada cuatro días, fue sin embargo desmentida a Efe por otra diputada, Shinkai Karokhail.

"He leído la ley y no hay violación o sexo forzoso en ella, puede que se haya malinterpretado", observó la legisladora.

Aunque admitió que impone "algunas restricciones a las mujeres" chiíes, Karokhail puntualizó que "la ley en sí misma está bien".

"Sólo me sorprende su oportunidad, porque hace dos años que había llegado al Parlamento y sólo ahora se ha aprobado, con las elecciones acercándose", destacó.

"Es un guiño (de Karzai) para ganarse el apoyo de la comunidad chii", opinó esta fuente, en alusión a las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto.

El jefe del consejo de clérigos chiíes de Afganistán, Hayatullah Shikh Mohammad Asif Mohsini, rechazó las críticas a la ley y la pretensión de "implementar la legislación marital occidental en un país islámico".

Mohsini insistió a Efe en que las mujeres no están privadas del derecho de salir de casa "salvo que (su salida) dañe el estatus del marido".

El clérigo Rezwani Bamyani, por su parte, consideró que la normativa aprobada es "un gran paso adelante para resolver los problemas de los chiíes en Afganistán".

Según esta fuente, en el proceso para aprobarla sólo ha habido que eliminar "cuatro artículos conflictivos sobre los matrimonios temporales".

A la espera de la reacción del presidente, Karzai, los críticos de la ley temen que recorte los derechos de las féminas afganas y que se aplique también en la ley para la mayoría suní.