Una jueza uruguaya ordena encarcelar a unos padres por no vigilar a su hijo delincuente

  • Montevideo, 9 may (EFE).- Una jueza uruguaya ordenó encarcelar a los padres de un menor delincuente por "omisión de los deberes inherentes a la patria potestad" al alojarle y apoyarle pese a haber huido de la justicia, informa hoy el diario El País.

Montevideo, 9 may (EFE).- Una jueza uruguaya ordenó encarcelar a los padres de un menor delincuente por "omisión de los deberes inherentes a la patria potestad" al alojarle y apoyarle pese a haber huido de la justicia, informa hoy el diario El País.

La magistrada de la localidad de Paysandú, ubicada unos 350 kilómetros al noroeste de Montevideo, dispuso procesar en prisión a los progenitores de un joven de 17 años, conocido como "El Maikol", y que ya ha sido encausado en varias ocasiones por atracos a mano armada.

Precisamente, el pasado 20 de abril el menor fue ingresado en un centro del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), ubicado en Montevideo, del cual escapó para regresar a Paysandú, donde el pasado jueves fue detenido cuando intentaba robar una carnicería con otros dos menores.

Antes de esa fecha ya se había escapado de los centros del INAU en tres ocasiones, tras lo cual regresaba a casa de sus padres, quienes lo ayudaban a mantenerse oculto.

Según explicó la jueza Blanca Rieiro a El País, para ordenar el procesamiento de los progenitores de "El Maikol" consideró que, pese a los graves problemas que presenta el menor, la actitud de sus responsables legales implica "un riesgo no solo para la sociedad sino para él mismo, porque sus padres nunca hicieron nada para sacarlo de esa situación".

La jueza señaló que el fallo es únicamente "el resultado de la aplicación de la ley vigente".

"Lamentablemente el caso de los padres de 'El Maikol' no es una situación excepcional sino que es común que los chiquilines se les vayan de las manos y que (los padres) no hagan nada", dijo la jueza.

Uruguay vive estos días alarmado por el incremento de la delincuencia juvenil, al tiempo que los mecanismos empleados por el Estado para controlarla parecen no funcionar con continuas fugas y motines en los reformatorios para menores.