Clifford Chance dice que reforma concursal no evitará mayoría de insolvencias

  • Madrid, 6 may (EFE).- El responsable del Área Concursal de Clifford Chance, Íñigo Villoria, sostuvo hoy que la reforma de la Ley Concursal "no va a servir para evitar concursos de acreedores, sino sólo los procedimientos estrella", por lo que espera que el número de insolvencias siga creciendo en 2009.

Madrid, 6 may (EFE).- El responsable del Área Concursal de Clifford Chance, Íñigo Villoria, sostuvo hoy que la reforma de la Ley Concursal "no va a servir para evitar concursos de acreedores, sino sólo los procedimientos estrella", por lo que espera que el número de insolvencias siga creciendo en 2009.

En declaraciones a EFE, Villoria señaló que "si se desacelera el crecimiento será porque haya tocado fondo la economía real, algo de lo que no hay síntomas", dado el ingente trabajo que tiene el despacho.

Además, destacó que la reforma de la Ley Concursal, aprobada por el Gobierno el pasado 27 de marzo, no está enfocada a las pymes, sino a frenar las insolvencias de empresas de cierto volumen, donde hasta ahora eran complicadas las refinanciaciones de deuda por la falta de seguridad jurídica, y que son las que pueden generar un "efecto dominó".

Respecto a los datos de concursos de acreedores (antiguas suspensiones de pagos) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, el experto de Clifford Chance destacó que los procedimientos "ya no están tan concentrados en empresas constructoras, sino que empiezan a afectar más al comercio".

De, hecho, las empresas del sector del comercio suponen ya el 17,8% del total, frente al peso inferior al 13% que tenían en trimestres anteriores.

En cuanto al tipo de concurso, destacó que la mayoría son voluntarios, lo que "pone de manifiesto que sigue siendo muy poco recomendable para los acreedores instar el concurso de los deudores".

Tras considerar que las insolvencias de personas físicas sin actividad empresarial son "anecdóticas", Villoria señaló que las próximas estadísticas reflejarán un mayor porcentaje de procedimientos abreviados, que duran como mucho un año y medio.

La reforma de la Ley Concursal ha establecido que se podrán acoger al procedimiento abreviado todas aquellas empresas con menos de 10 millones de euros de deuda, frente a la deuda de 1 millón requerida anteriormente.