CGPJ descarta investigar el caso de los vídeos de pederastas porque, según TSJA, no se destruyeron

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, aseguró hoy que el órgano de control de los jueces no abrirá ninguna investigación sobre el extravío de los vídeos que incriminaban a cuatro presuntos pederastas y que el lunes obligó a suspender el juicio que se iba a celebrar contra ellos porque, según la información proporcionada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), las grabaciones no fueron destruidas.

En rueda de prensa tras el pleno del CGPJ celebrado hoy, Bravo aseguró que la información facilitada por el tribunal andaluz pone de manifiesto que las cintas no se destruyeron. Éstas, que constituían la base fundamental sobre la que imputar a los cuatro encausados, se encontraban en la oficina del depósito judicial de piezas de convicción del Decanato de Sevilla, donde han estado hasta el día de hoy "debidamente custodiadas", explicaron fuentes consultadas por Europa Press.

Según informaron fuentes del caso y del TSJA, la Audiencia Provincial de Sevilla localizó finalmente esta mañana las 29 cintas de vídeo y un número indeterminado de DVDs que incriminaban a cuatro presuntos pederastas y cuyo extravío provocó en el día de ayer la suspensión 'sine die' del juicio.

Según el TSJA, todas estas pruebas videográficas no estaban físicamente en la Audiencia Provincial aunque sí a disposición de dicho órgano judicial. Así, desde el Decanato se remitieron a la Audiencia pruebas del caso que se juzgaba y faltó por enviar uno de los legajos de prueba.

Tal y como adelantó ayer Europa Press, la supuesta destrucción de los vídeos fue la primera argumentación ofrecida para suspender el juicio, pero, posteriormente, la Audiencia trasladó a las partes implicadas en el proceso que los vídeos con las imágenes podrían estar guardados en otro lugar.

El juicio, que comenzó a celebrarse a puerta cerrada, se había aplazado para solicitar al Decanato la localización de dichas pruebas y su traslado a la Audiencia Provincial, por lo que "no se ha producido ningún perjuicio para el procedimiento", añadieron las fuentes. La vista oral suspendida ayer se celebrará finalmente entre los próximos días 22 y 25 de junio.