Economía/Legal.- El arbitraje de las Cámaras cierra 2008 con 547 laudos, un 30% más que en 2007

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El arbitraje de las Cámaras de Comercio cerró 2008 con 547 laudos, tramitados a través de las 50 cortes de arbitraje que actualmente mantiene la red cameral en toda España, lo que supuso un crecimiento del 30% respecto a los datos del año anterior, según informó hoy la institución en un comunicado. Durante el periodo analizado, hubo un incremento destacado de las mediaciones, aquellos casos en los que las partes, antes de iniciar el procedimiento arbitral, llegan a un acuerdo. Así, se registró un total de 961 mediaciones, un 31% más respecto a 2007, cuando, además, en 2006 las mediaciones sufrieron un descenso del 9,5%. En la distribución de los arbitrajes por comunidades autónomas, las empresas de Madrid y Cataluña siguen liderando el uso de este sistema extrajudicial para zanjar los conflictos mercantiles. Madrid registró un total 165 arbitrajes y Cataluña 143. Por detrás, se situaron Andalucía, con 50 arbitrajes, la Comunidad Valenciana (44), Baleares (38), el País Vasco (28), Murcia (22), Castilla-León (16), Galicia (11), Castilla-La Mancha (7), Aragón (7), Canarias (7), Cantabria (6) y Asturias (3). Por sectores, la construcción, inmobiliario, seguros, telefonía y nuevas tecnologías se consolidaron como las actividades que más recurrieron al arbitraje. También destacó la distribución comercial, especialmente por incumplimiento de contratos, impagos y controversias societarias. En cuanto a las cuantías objeto de reclamación, en el año 2008, el 63% fue superior a 100.000 euros, la más alta en este periodo superó los 200 millones de euros. Comparándolas con los resultados de 2007, las cuantías en litigio sometidas a arbitraje se incrementaron en un 10%. En lo concerniente a la duración de los arbitrajes, el 42% fueron tramitados en seis meses, un 39% en menos de cinco y el 19% excedió de siete. Sobre la tipología arbitral, la mayoría, un 84% fue de derecho y el resto de equidad. En cuanto a las personas que acuden al arbitraje, el 85% fueron empresas y el resto comerciantes o personas físicas dedicadas a la industria o los servicios. Por último, los datos de 2008 confirmaron el crecimiento paulatino del arbitraje societario, como la impugnación de acuerdos intrasocietarios, y actos derivados del tráfico mercantil de las propias empresas.