Los parquímetros de Las Palmas de Gran Canaria dejarán de funcionar a partir de mañana

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 (EUROPA PRESS)

Los parquímetros de Las Palmas de Gran Canaria dejarán de funcionar a partir de mañana, tras 17 años en funcionamiento, y hasta el 12 de enero del próximo año, cuando entrará en funcionamiento la nueva organización de los aparcamientos de la ciudad, según confirmaron a Europa Press fuentes municipales.

Las mismas fuentes detallaron que hoy concluye el contrato que mantenía hasta ahora la institución local con la empresa Estacionamientos y Servicios (Eyssa) para el control de la zona azul, por lo que a partir de este sábado los ciudadanos no tendrán que pagar por aparcar en las calles de la ciudad ni controlar el tiempo de uso del servicio.

De este modo, a partir de ahora y hasta final de año las zonas azules se organizarán para crear más carriles para las guaguas y también aparcamientos preferentes para minusválidos y carga y descarga.

Una vez realizadas estas actuaciones se seguirá con el siguiente paso, que es la elaboración de un plan de movilidad urbana. Éste contempla la incorporación de zonas azules sólo para zonas comerciales abiertas, zonas verdes que son para residentes y zonas naranjas, que comprenden el perímetro de las zonas azules e irían destinadas a trabajadores de zonas comerciales.

"UN ALIVIO PARA LOS BOLSILLOS"

La decisión del gobierno municipal de suprimir las zonas azules supondrá "un alivio para los bolsillos de los ciudadanos que en esta época de ajustes económicos se agradece", además de conllevar una reorganización del sistema de aparcamiento tanto del de rotación como habilitar zonas para residentes y para trabajadores en aquellos lugares donde existe una gran demanda".

Las mismas fuentes precisaron que se establecerá una cuota a pagar por los residentes, pero será "un precio atractivo".

Además de prever la incorporación de trabajadores de Eyssa que han quedado en situación de desempleo, el Consistorio apuesta por incorporar más personal al servicio una vez reorganizado el próximo año.

Por último, el beneficio que se obtenga de la reordenación del tráfico va a revertir "íntegramente" en el Ayuntamiento en tanto que el servicio será gestionado directamente por la empresa municipal Sagulpa.