CCOO cree que la sentencia del accidente de la recogida de la naranja amarga de 2011 crea "un precedente"


SEVILLA|

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Sevilla, Pilar Moreno, ha saludado la sentencia que condena a dos años y medio de cárcel a un empresario por la muerte el 10 de febrero de 2011 de una trabajadora que cayó de una escalera cuando recogía naranjas en los árboles de la calle Azucena de la capital hispalense. No obstante, Moreno avisa de que "el Ayuntamiento de Sevilla no ha rectificado y continúa actuando de la misma manera".

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez condena a P.R.L. a dos años y medio de prisión y a cuatro años y seis meses de inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión u oficio de carácter agrícola por un delito contra los derechos de los trabajadores en concurso con un delito de homicidio imprudente y otro de lesiones imprudentes.

Asimismo, condena al acusado, y de manera subsidiaria al Ayuntamiento, a indemnizar a las dos hijas de la fallecida con un total de 174.881 euros.

Frente a la citada sentencia, Pilar Moreno señala que la misma deriva de "las denuncias de la familia de la trabajadora fallecida y de CCOO de Sevilla". "El precedente que se crea es muy importante, porque los empresarios tienen que entender que las muertes de los trabajadores y trabajadoras no quedan impunes y que la salud y la seguridad en el trabajo no es un gasto, sino una inversión completamente necesaria".

Moreno, al respecto, recuerda que "la trabajadora no estaba dada de alta en la Seguridad Social, ni tenía contrato, ni había sido puesta al tanto de las medidas de seguridad". A pesar de la satisfacción por la condena al empresario, Moreno sostiene que "la sentencia llega muy tarde, seis años después de la muerte de esta trabajadora". "Es muy difícil conseguir una condena de este tipo. En este caso el juicio se ha tenido que repetir en varias ocasiones, porque los testigos principales no se presentaron", lamenta Moreno.

Además, la sindicalista ha denunciado que "el Ayuntamiento de Sevilla, a pesar de haber sido condenado como responsable civil subsidiario, no ha rectificado y continúa actuando de la misma manera". "El Ayuntamiento no debería otorgar concesiones como las de la recogida de la naranja a cualquier empresario sin tener en cuanta si cumple o no con los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Es necesario un estudio exhaustivo de las empresas que se presentan a estos concursos y la inclusión de cláusulas muy rigurosas para obligar a las empresas a que cumplan con la Ley. Empresarios piratas no pueden acceder a contratos públicos pagados con el dinero público mientras violan los derechos de laborales y las administraciones miran para otro lado".

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Sevilla, así, ha avisado de que "las administraciones serán tan culpables de las muertes de los trabajadores y trabajadoras como los empresarios si no ponen todo de su parte para evitar los incumplimientos de las leyes".