ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: La policía busca a estos cuatro fugitivos relacionados con los atentados (imágenes)

La Casa Blanca presenta una enmienda a la fecha de inicio de la propuesta de veto migratorio de Trump


WASHINGTON|

La Presidencia de Estados Unidos ha presentado este miércoles una enmienda a la fecha de inicio de la propuesta de veto migratorio, en un nuevo intento por llevar los procedimientos ante el Tribunal Supremo.

Los opositores al veto han presentado documentos en los que defienden que la medida expira durante este mismo miércoles, 90 días después de su fecha prevista de aplicación, el 16 de marzo.

Sin embargo, la Casa Blanca afirman que partes de la orden no expirarían antes de que puedan entrar en vigor, por lo que argumentan que la fecha de inicio debería ser aquella en la que finalicen los requerimientos judiciales sobre el veto.

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó el miércoles la última decisión judicial que mantiene paralizado su veto migratorio y dio a entender que llevará ahora la cuestión al Supremo, actualmente dominado por magistrados conservadores y teóricamente afines.

Este lunes, el Tribunal del Noveno Circuito de Apelaciones con sede en San Francisco falló contra la orden ejecutiva dictada por Trump en marzo y que vetaba la entrada en el país a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

"Concluimos que el presidente desbordó con la orden ejecutiva las competencias de su autoridad delegada a él por el Congreso", afirmaron los tres magistrados en su fallo.

Con su sentencia, el tribunal respaldó el dictamen de un tribunal anterior que suspendía la medida tras un recurso presentado por el estado de Hawái y que se amparaba en que la decisión es discriminatoria para los musulmanes.

"Bien, como se preveía, el Noveno Circuito lo hizo de nuevo, se pronunció contra la prohibición de viaje en un momento tan peligroso en la historia de nuestro país", ha escrito Trump en su cuenta de Twitter. "S.C.", ha añadido, en una aparente referencia al "Supreme Court", el Tribunal Supremo.

La reacción de Trump se produce después de que su fiscal general, Jeff Sessions, defendiera el lunes que el veto migratorio "recae en su autoridad legal para mantener la seguridad de la nación" y asegurara que el Departamento de Justicia acudirá al Tribunal Supremo.

En su comunicado, Sessions expresó su "desacuerdo" con la decisión del Tribunal del Noveno Circuito de Apelaciones, indicando que"los últimos ataques confirman que la amenaza al país es inmediata y real". Así, sostuvo que "algunos países protegen o promueven a grupos terroristas como Estado Islámico y Al Qaeda" y argumentó que Estados Unidos "podría no poder obtener información sobre individuos de estos países azotados por la guerra y fallidos".

"No debemos poner en peligro nuestra nación hasta que tengamos la capacidad de vetar de forma exacta y responsable a los que intentar entrar aquí", dijo, añadiendo que Trump "fue claro en su histórico discurso en Arabia Saudí: no es sobre religión, es sobre seguridad nacional".

"La rama ejecutiva tiene la responsabilidad de mantener la seguridad del país bajo el artículo II de la Constitución. Desafortunadamente, este requerimiento (judicial) evita que el presidente aplique totalmente sus funciones y tiene un efecto escalofriante sobre las operaciones de seguridad en general", argumentó.