El juez archiva por segunda vez la causa contra Cespa en la pieza separada por supuestos enchufes en Pontevedra


VIGO|

El juzgado de instrucción número 2 de Pontevedra ha dictado auto resolviendo el sobreseimiento provisional y archivo de la causa contra la concesionaria de recogida de basura Cespa, que había sido investigada por un supuesto delito de tráfico de influencias, en el marco de una de las piezas separadas de la Operación Patos.

El juzgado pontevedrés se hizo cargo de la instrucción de esa causa, relacionada con el supuesto 'enchufe' de 14 trabajadores en esta concesionaria, que habrían sido recomendados por diferentes personas vinculadas con el Ayuntamiento y con el gobierno municipal de Pontevedra.

Ya en marzo de este año la sala resolvió archivar esta causa, pero la Fiscalía recurrió y la instrucción se reabrió en octubre. Transcurridas pocas semanas, el juzgado ha vuelto a acordar el sobreseimiento provisional y archivo.

En el auto donde se expone esa decisión, el juez señala que no hay pruebas que acrediten que Cespa logró su concesión por haber contratado a esas 14 personas recomendadas, ni pruebas de que algún funcionario o cargo público hubiese cometido un delito de tráfico de influencias.

Asimismo, señala que la empresa selecciona a sus empleados a través de curriculum y no de las listas del INEM, lo que no quiere decir que las personas que figuran en la investigación policial (un vigilante de un mercado, un policía local, un técnico de medioambiente, o un representante de un colectivo de comerciantes) tengan poder para imponer a Cespa la contratación de sus empleados.

No obstante, el magistrado añade: "Cuestión distinta es lo reprobable que resulta que se contrate al personal por parentesco y/o amiguismo existiendo una tasa de desempleo tan alta en nuestro país, y que las personas no accedan a la selección de personal a través del INEM o de agencias de colocación...".