ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Citados este jueves como investigados los exdirectivos de ACM Manuel Costillo y Rafael Blanco


ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA)|

El Juzgado mixto número dos de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), que investiga las presuntas irregularidades y desvíos detectados en la extinta sociedad Alcalá Comunicación Municipal (ACM), perteneciente al Ayuntamiento alcalareño, tiene previsto tomar declaración este jueves como investigados al exdirectivo de la empresa Manuel Costillo Domínguez y a Rafael Blanco García, quien fuese responsable del área comercial.

Las comparecencias de Manuel Costillo y a Rafael Blanco suceden a las de José Luis Díaz Aragón y Javier Luque González, quienes fueran gerente y contable, respectivamente, de esta extinta sociedad pública del Ayuntamiento alcalareño.

Según han informado a Europa Press fuentes del caso, José Luis Díaz, quien fuese gerente de esta extinta empresa del Ayuntamiento alcalareño e investigado en esta causa, se habría acogido a su derecho a no declarar, a la hora de comparecer ante el juez titular del Juzgado mixto número dos de Alcalá de Guadaíra. En cuanto a Javier Luque, quien jugaba el papel de contable en la citada empresa municipal y también investigado, sólo habría accedido a responder al juez instructor y a su propio abogado defensor.

Durante su comparecencia, según las fuentes consultadas, el que fuese contable de la extinta ACM habría defendido que a la hora de ejercer su cargo carecía de "responsabilidades" de gestión y estaba a las órdenes de la dirección de la entidad. Además, Javier Luque se habría desligado de la voz que, en la grabación sonora elevada a la Justicia y base de la investigación, narra las supuestas irregularidades indagadas, como diversas anomalías contables o gastos privados financiados con cargo a las cuentas de esta sociedad municipal.

Luque, según las fuentes, habría reconocido que al temer por supuesto de empleo, durante los últimos tiempos de funcionamiento de ACM, se habría reunido con las personas que participaron en la reunión reflejada en la citada grabación sonora, pero no habría reconocido como suya la voz que desgranaba las presuntas irregularidades investigadas.