Cs respeta la opinión del Comité de Bioética sobre la gestación subrogada pero no cree que represente a los españoles


MADRID|
Cs respeta la opinión del Comité de Bioética sobre la gestación subrogada pero no cree que represente a los españoles

Cs respeta la opinión del Comité de Bioética sobre la gestación subrogada pero no cree que represente a los españoles MADRID | EUROPA PRESS

Ciudadanos respeta la opinión del Comité de Bioética de España en contra de la gestación subrogada, pero su portavoz de Igualdad, Patricia Reyes, considera que este organismo "no representa a la sociedad española".

La diputada de la formación naranja cree que lo expuesto por este comité de 13 expertos no se corresponde con una sociedad del siglo XXI y se sorprende de que cuestione la legislación de países como Canadá o Reino Unido, en donde es legal esta práctica, cuando "son países pioneros en reconocer libertades". Del mismo modo, ha rechazado que "pretenda prohibir" que los españoles recurran a otros países.

En declaraciones a Europa Press, Reyes ha apuntado que ve muy difícil impedir que parejas de España tengan a sus hijos por gestación subrogada en otros países porque el derecho del menor prima sobre cualquier otros. "No sé cómo lo quieren hacer, si pretenden que no se pueda inscribir a estos menores, pero hay una sentencia del Supremo que recuerda que el derecho del niño es lo primero", ha apuntado.

Las cuestiones jurídicas son las que están centrando la proposición de ley sobre esta materia en la que Ciudadanos está trabajando desde hace meses y que, según ha apuntado Reyes, esperan registrar en el Congreso lo antes posible. Según ha indicado, la intención de su formación es "trabajar para asegurar que la decisión de la mujer gestante sea totalmente libre" y, a su juicio, la moralidad sobre esta práctica no debe ser impuesta por el Estado.

DIVISIÓN DENTRO DE LOS PARTIDOS

La formación naranja siempre ha sido defensora de la gestación subrogada mientras en el resto de formaciones existe división de criterios. Sólo el PSOE se ha manifestado en contra, mientras que en el resto de partidos de conocen los posicionamientos de algunos políticos, pero a nivel personal.

La propia Reyes denunció el pasado mes de abril que los socialistas y el PP estaban usando la subcomisión para un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, creado en el Congreso, de forma "partidista" al convocar a varios comparecientes que se referían a la gestación subrogada como una forma de violencia contra la mujer.