El Icab y Interior firman un convenio para gestionar las incidencias entre ambas instituciones


BARCELONA|
El Icab y Interior firman un convenio para gestionar las incidencias entre ambas instituciones

El Icab y Interior firman un convenio para gestionar las incidencias entre ambas instituciones BARCELONA | EUROPA PRESS

El decano del Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab), Oriol Rusca, y el jefe superior de la Policía Nacional de Catalunya, Sebastián Trapote, han firmado este martes en la sede del Icab un convenio de colaboración para canalizar y gestionar las incidencias o conflictos entre la abogacía barcelonesa y la Policía Nacional.

El objetivo del convenio es "facilitar una vía de comunicación ágil y eficaz entre ambas partes", y para ello se constituirá una Comisión Mixta, integrada por dos representantes de cada institución, que valorará los temas propuestos y adoptará las medidas y acciones que se estimen necesarias para mejorar los servicios, según ha explicado el Icab en un comunicado.

"La función del convenio es conseguir que todos los problemas que surjan entre la Policía Nacional y el colegio de abogados en el ejercicio de sus posiciones de defensa se puedan solventar en un comisión mixta", ha explicado Rusca.

El decano del Icab se ha mostrado orgulloso y contento del acuerdo, que lo ha catalogado de "acierto" y de algo que hace tiempo que tendrían que haber hecho.

Por su parte, Trapote, que ha asistido en nombre del secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, José Antonio Nieto Ballesteros, ha explicado que el convenio quiere "dar un mejor servicio a los ciudadanos y solventar aquellas deficiencias y problemas que puedan surgir en el ejercicio diario del trabajo".

Ambas partes harán difusión del acuerdo y se facilitará a los profesionales de cada institución el documento para comunicar sugerencias o incidencias y, en caso de controversia, el abogado lo tendrá que poner en conocimiento de la Comisión de Relaciones con la Administración y la Justicia (CRAJ).

La vigencia del acuerdo es de un año, y una vez terminado el plazo, éste se renovará de manera tácita para dos años más.