LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN VE UNA “AMENAZA” LA REFORMA DE LA LEY DEL DERECHO AL HONOR

MADRID|
La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha mostrado su rechazo a la reforma de la Ley del Derecho al Honor que proyecta el PP.El Grupo Popular ha registrado una proposición no de ley en el Congreso para modificar la Ley Orgánica de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.En la exposición de motivos, el PP señala que la creciente presencia de nuevas tecnologías permiten la obtención y la difusión de información de una manera insólita, “algo que pone en especial peligro ámbitos reservados de la vida privada que son merecedores y exigen una especial protección, lo que constituye una constante y potencial amenaza para aquellos”. “Esta proliferación del uso de las tecnologías de la información, y su enorme influencia actual, han incrementado las lesiones a los derechos recogidos en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo”, señala la proposición. “Un ejemplo de ello es la frecuente vulneración del derecho a la intimidad personal y a la propia imagen que se articula con la subida de imágenes por terceros sin el consentimiento de sus titulares”. El PP considera que para “otorgar la debida protección a estos derechos fundamentales, deviene necesario configurar de manera más precisa el contenido de los mismos, con el objetivo de reducir el amplio margen que en la aplicación de la Ley se otorga al arbitrio judicial”.La Plataforma de Defensa de la Libertad de Información ve la reforma que quiere el PP “innecesaria y una amenaza a la libertad de expresión”, según señala en un comunicado.A su juicio, al contrario de lo que se plantea en la exposición de motivos, la PDLI sostiene que la actual redacción de la ley “es suficientemente amplia como para contemplar las posibles vulneraciones de este derecho que se produzcan a través de cualquier canal, incluidas las redes sociales, tal como los jueces la han venido aplicando hasta el momento”.“Nos preocupa esta reforma porque Internet no requiere leyes especiales: deben existir en la Red los mismos derechos y obligaciones que fuera de ella, y la normativa actual sobre derecho al honor ya da cobertura a estos supuestos. La experiencia nos indica que cuando se regula Internet de manera específica, el resultado es un recorte de libertades y derechos que luego es muy difícil de revertir”, señala la presidenta de la PDLI, Virginia Pérez Alonso.LOS 'MEMES', DELITOPara la plataforma, la reforma es un “peligro potencial” para la libertad de expresión, pues trataría de “imponer restricciones adicionales a las opiniones y contenidos que se comparten en Internet”.El director legal de la PDLI, Carlos Sánchez Almeida, anticipa alguna de las consecuencias de esta eventual reforma con un ejemplo: “Si se pretende perseguir cualquier publicación de imágenes sin consentimiento, una actividad tan extendida para la crítica política o social, como son los memes, se convertiría en una actividad de riesgo, teniendo en cuenta lo que ya establece la Ley Mordaza”.La PDLI se queja de que, de forma sistemática, la supuesta defensa del derecho al honor se viene usando como arma legal para impedir la difusión de informaciones veraces y de interés general (con frecuencia, casos de corrupción) o de opiniones cuya expresión es perfectamente lícita de acuerdo a los parámetros internacionales sobre libertad de expresión.La PDLI teme que, de seguir adelante esta proposición, España se aleje aún más de esos estándares.