OSCAR 2017 'Verano 1993', '1898. Los últimos de Filipinas y 'Abracadabra', lucharán por la estatuilla

Los acusados por el 'escrache' a Diego en la UC "impugnan" las periciales sobre los daños al vehículo oficial


SANTANDER|

La defensa de los siete acusados por el 'escrache' a Ignacio Diego en la Universidad de Cantabria (UC) cuando era presidente de Cantabria y del PP regional ha decidido impugnar las periciales presentadas en autos por los supuestos daños causados al coche oficial y el presupuesto de reparación.

Y es que, según ha podido saber Europa Press, esta parte considera que estos documentos "no justifican la existencia de los daños ni su alcance ni la autoría".

Sostiene que tampoco se justifica su reparación con la valoración pericial presentada por Alphabet España, la empresa de 'renting' del vehículo oficial, y elaborada por la compañía GT Motive Einsa SAU.

Además, afirma que hay una pericial que se realizó sin observar los daños.

La defensa reitera su "total y absoluta disconformidad" con el relato fáctico expuesto por Ministerio Fiscal y pide la libre absolución de los acusados.

Sostiene que "la verdad material de los hechos es radicalmente distinta" a la que expone la Fiscalía y creen que es algo que "quedará acreditado en el acto del juicio oral", para el que aún no hay fecha.

Además, esta parte ha pedido que en los interrogatorios se exhiba vídeos grabados sobre los hechos para poder interrogar sobre las imágenes.

También pide una pericial judicial para que un perito técnico en imagen, o en su caso, un informático, analice los fotogramas que contienen un vídeo entregado por la Policía Nacional con imágenes del vehículo.

La defensa quiere que en ellos se concluya presentaban los daños denunciados en los vehículos oficiales presentes en el acto, en uno de los cuales viajaba Diego.

Así, quieren que estos peritos se pronuncien si los vehículos mostraban sus anagramas traseros intactos al salir de la escena de los hechos, e igualmente respecto de los pilotos derecho e izquierdo portón/capó trasero, protector pase rueda derecha, moldura derecha e izquierda paragolpes trasero, spoiler paragolpes trasero, matrícula trasera, aleta trasera derecha/estribo, matricula trasera, capó trasero y daños en pintura parte derecha y trasera. En todas estas partes de los vehículos se denunciaron daños.

La defensa también solicita que el mismo perito aporte al juzgado una copia de velocidad lenta del citado video para su visionado el día del juicio oral.

LOS SUCESOS

El escrache a Diego se produjo el 17 de febrero de 2014, en la Universidad de Cantabria, cuando éste, siendo aún presidente de Cantabria y del PP a nivel regional, acudió a participar a la iniciativa 'Tengo una pregunta para usted'.

Según determinó la Audiencia un grupo de personas, "previamente concertados con la finalidad de alterar el orden público, se colocaron en el exterior del edificio con el fin de impedir la salida del presidente del recinto, impidiendo de hecho que éste pudiera acceder a su vehículo oficial".

El auto añadía que tres de ellos "formaron una especie de cordón que obligó a los miembros del equipo de seguridad del presidente a evacuarle en el vehículo policial de reacción, lo que consiguieron tras grandes dificultades, luchando denodadamente con los allí congregados".

Como consecuencia de tales hechos, se señala que el vehículo sufrió daños.

Aunque inicialmente se imputó a nueve personal, el Ministerio fiscal dejó fuera de su acusación a dos y, además, no incluyó la calificación más grave que inicialmente planteaba durante la instrucción, que era la de atentado agravado para tres de los imputados por el "supuesto acometimiento sufrido por Diego" por parte de estas personal.

A juicio de la fiscal, los siete acusados son autores de un delito de coacciones, por los que pide para cada uno de ellos una multa de 4.200 euros, y de una falta contra el orden público por falta de respeto y consideración a la Autoridad, por la que el Ministerio Fiscal pide una multa de 200 euros para cada uno de ellos.

Y a uno de ellos le considera, además, autor de un delito de daños, por propinar "intencionadas patadas" al turismo de renting en el que se subió Diego a la salida del acto.

Por este delito, es por el que pide un año de cárcel y una multa de 3.600 euros, además de solicitar que éste indemnice con casi 740 euros a la empresa propietaria del vehículo.

El fiscal solicitó la apertura del juicio oral contra los siete acusados por esta causa y así fue acordada por el juez instructor Luis Enrique García Delgado en un auto de 8 de febrero.