Acusan a una mujer de nacionalidad china en Málaga de pegar a su nieto por vomitar

MÁLAGA, 27 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Málaga ha acusado a una mujer de nacionalidad china de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico, al considerar que causó unas 25 lesiones a su nieto, de siete años de edad, con un objeto parecido a un palo "únicamente" por haber vomitado.

El juicio estaba previsto para hoy en el Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga, aunque ha sido suspendido, ya que no se había citado a una serie de testigos propuestos por la defensa, según informaron desde esta parte, al tiempo que precisaron que la vista oral se ha fijado para el próximo 2 de septiembre.

Los hechos sucedieron, según las conclusiones provisionales del ministerio fiscal, el 1 de febrero de este año, cuando los padres del menor estaban fuera de la ciudad. La acusada, que según la acusación está en situación de residencia irregular, se encargaba interinamente de la custodia del pequeño.

Así, según el escrito inicial de la acusación pública, la acusada se "empleó severamente" con el niño desde el punto de vista físico "únicamente por el hecho de haber vomitado", ocasionándole lesiones en diversas partes del cuerpo, "en número aproximado de 25", como muslos, nalgas, brazos y manos.

Asimismo, según la Fiscalía malagueña, "le hizo arañazos en el cuello con las uñas". Las supuestas lesiones que sufrió el pequeño sólo requirieron de una asistencia médica para sanar. La imputada reside con los padres del menor y con éste en la zona de la Térmica de la capital.

El fiscal solicita un año de prisión y propone que se sustituya esta pena por la expulsión del territorio nacional y la prohibición de volver a España durante 10 años, ya que la mujer no reside legalmente en el país. Además, se pide prohibición de acercarse al niño ni tener armas por dos años.

DEFENSA

El letrado de la defensa, Andrés Gálvez, afirmó a Europa Press que la exploración del menor no se hizo cuando se tenía que hacer y aseguró que las supuestas marcas, "muy superficiales", que presentaba "podría deberse a la práctica de una medicina natural de acupuntura y no a palizas ni malos tratos continuados ni mucho menos".

El abogado denunció que inicialmente se detuvo a los padres de forma "desproporcionada", aunque luego se acordó "directamente" el archivo de la causa respecto a ellos; y entendió que la instrucción policial "dejó mucho que desear". Además, criticó el interrogatorio que se hizo a los progenitores en sede judicial.

Precisó que se trata de una familia "totalmente estructurada", que, aunque, son nativos de china, "tienen nacionalidad española", y desarrollan su actividad empresarial en toda España, por lo que "no tiene lógica" desde el punto de vista legal, que se pida la expulsión de la acusada, aunque no tenga residencia legal, porque se trata de una persona "con arraigo", dijo.