Antich dice que Baleares no quiere un "tratamiento especial", sino solucionar la "injusticia" del modelo

Considera "comprensible" que Asturias pida la incorporación de criterios como la dispersión y aboga por un acuerdo multilateral que implique "a todo el mundo"

GIJÓN, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Baleares, Francesc Antich i Oliver, señaló hoy en declaraciones a los medios de comunicación que su comunidad no quiere un "tratamiento especial" en la reforma del sistema de financiación autonómica, sino que se reconozcan sus peculiaridades como la insularidad y se solucione su situación de "injusticia", ya que es la que más aporta al sistema y está 21 puntos por debajo de la media española.

Así lo dijo tras visitar el Museo Casa Natal de Jovellanos en Gijón en compañía del presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y la consejera de Cultura y Turismo del Principado, Mercedes Álvarez.

"La posición de Baleares en relación con la financiación autonómica es que queremos que se modifique lo más rápido posible y bien. En estos momentos somos la comunidad más perjudicada por el actual sistema, con mucha diferencia. Estamos 21 puntos por debajo de la media española", resaltó el presidente balear, quien incidió en que "solo hay dos comunidades que aporten al sistema, Madrid y Baleares, y en números absolutos Baleares aporta más que Madrid".

Por ello, apuntó que desde Baleares se pretende "una solución rápida y justa" al nuevo sistema de financiación, y entiende que "esto tiene que terminar con un acuerdo multilateral y por tanto esta negociación necesita implicar a todo el mundo".

"En España hay comunidades con muy diferentes peculiaridades, nosotros tenemos la insularidad y aquí está la dispersión", comentó en referencia a Asturias. Así, resaltó que habrá que "trabajar conjuntamente en este sentido". "Lo mismo que se está trabajando con Cataluña se tendrá que trabajar con el resto de comunidades, Baleares no quiere ser menos que nadie", afirmó al tiempo que dijo que va exigir lo que considera que le pertenece a su comunidad.

"No queremos un tratamiento especial, lo que queremos es justicia, y que si somos los más perjudicados, quizás seamos los que en esta modificación tengamos más soluciones a esta situación de injusticia", apuntilló. De este modo, Antich dijo que "es el momento de trabajar en este sentido, sin perjuicio de que Baleares ha sido siempre solidaria con el sistema y quiere seguir siendo solidaria, pero quiere estar en la media con un tratamiento de igualdad de oportunidades como las otras comunidades autónomas".

Para el presidente balear "si el sistema va dirigido a dar respuesta a la sanidad, al bienestar social y a la educación, todos tenemos que tener igualdad de oportunidades en estos temas tan importantes".

POSICIÓN DE ASTURIAS

Asimismo, comentó que la posición de Asturias para exigir criterios como dispersión de población o envejecimiento, le parece "comprensible". "Es comprensible que cada comunidad exponga sus peculiaridades y características".

Por ello, consideró "lógico" que Asturias hable de dispersión y de los problemas y mayor gasto que le genera. "Lo mismo quiero que se pueda entender desde otras comunidades que la insularidad da unas determinadas situaciones que se tienen que abordar", concluyó.