Bing por agredir a los de otro equipo

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía solicita penas de entre dos años y medio de prisión y seis años y cinco meses para los siete futbolistas del equipo Bada Bing que presuntamente agredieron a los jugadores del equipo Rosario Central de Cataluña --integrado por sudamericanos-- durante un partido disputado el 9 de enero en un campo municipal del distrito de Sant Martí de Barcelona, según el escrito de acusación al que ha tenido acceso Europa Press.

El Ministerio Público considera que hay pruebas suficientes para condenar por un delito contra la integridad moral, desórdenes públicos, coacciones y lesiones, a los siete acusados, todos ellos españoles y de los que cinco tienen antecedentes policiales, como Valentín M.G., condenado en 2002 a ocho años de internamiento por el 'crimen de la Vila Olímpica' de Barcelona, según informó Catalunya Ràdio.

De hecho, el fiscal considera que Valentín M.G. y su hermano Israel fueron los instigadores de la agresión junto a otro jugador del Bada-Bing, Carlos R.G., por lo que pide las penas más altas para ellos. En concreto, solicita que se condene a cada uno de los dos hermanos a seis años y cinco meses de prisión, y a Carlos R.G. a tres años y once meses de cárcel.

Valentín M.G. --que se encontraba en situación de tercer grado--, su hermano y Carlos R.G. permanecen en prisión provisional desde el 16 de enero, mientras que el resto de procesados quedaron en libertad con cargos tras declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona.

El fiscal también pide que se condene a tres años y cinco meses de cárcel a José Luis E.S., a Jonatan P.F. y a Efrén S.S. --presidente del Bada-Bing FC--, mientras que David L.R. se enfrenta a dos años y cinco meses de prisión. También pide que, salvo a Efrén S.S., todos los acusados paguen una multa de 480 euros cada uno por cinco faltas de lesiones.

Asimismo, solicita que se prohíba a los procesados asistir a eventos deportivos durante un año tras cumplir la pena y se les condene a indemnizar a las víctimas con un total de 6.550 euros, así como a pagar 1.671,56 euros al titular de las instalaciones deportivas por los desperfectos causados.

RACISMO EN UN PARTIDO DE TERCERA REGIONAL

Durante el partido, los jugadores del Bada-Bing insultaron, escupieron y golpearon a los jugadores del Rosario Central, mientras les decían frases como: "Sudaca de mierda, que te voy a matar y te voy a mandar a tu país" o "si Franco estuviera vivo estarías en tu país", señala el fiscal en su escrito de acusación.

Sobre las 21.40 horas, Israel M.G. fue expulsado y cuando se encontró en el pasillo de los vestuarios con Emiliano S. --quien, junto a su hermano Camilo, había solicitado la sustitución ante la actitud violenta de sus rivales-- empezó a insultarle y le dio un puñetazo.

En ese momento, Valentín M.G., que llevaba el dorsal pronazi 88, número utilizado por los neonazis como sustituto secreto del saludo 'Heil Hitler' --la letra H es la octava del abecedario--, y José Luis E.S., Jonatan P.F. y David L.R. empezaron a golpear a Camilo S., mientras el resto de acusados impedían que cualquiera de los otros jugadores del Rosario Central le ayudaran.

Los dos equipos y sus respectivas aficiones se enzarzaron en una batalla campal, mientras la secretaria del Rosario Central, Laura Beatriz R.L., fotografiaba la pelea. Varios de los acusados se dieron cuenta y para impedir que les identificara la policía, persiguieron a la mujer y hasta que José Luis E.S. le obligó a entregarle la cámara.