Caamaño asegura que "a día de hoy no hay motivos para otra huelga" y se declara "muy optimista"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, aseguró hoy que, en este momento, los jueces no tienen razones para llevar a cabo una segunda huelga, anunciada para el próximo 26 de junio en demanda de mayores inversiones en la Administración. Caamaño se mostró "muy optimista" al respecto y redujo el creciente malestar de los magistrados a "reticencias puntuales de algunos sectores".

"Ellos son (los jueces) los que tienen que determinar, pero yo creo que no existen razones a día de hoy si seguimos en esta dirección para que se pueda sostener un paro o un tipo de huelga de esa naturaleza", aseguró Caamaño en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

En relación a este anuncio de protesta, el ministro recordó que en el momento de acceder al cargo el pasado mes de febrero aceptó poner el "contador a cero" e insistió en la existencia de mesas de trabajo con todos los sectores de la Administración de Justicia.

"Lo que quería era trabajar hacía el futuro, hacer un diagnóstico, pero además con los jueces ver cuáles son sus necesidades y ver si entre todos encontrábamos soluciones compartidas, esas mesas se están moviendo a buen ritmo, yo soy optimista y creo que las asociaciones de jueces también más a allá de reticencias puntuales de algunos sectores".

ESTATUTO CATALAN: SENTENCIA MUY COMPLEJA

Preguntado acerca del fallo del Tribunal Constitucional sobre los recursos contra el Estatuto Catalán, aseguró que los magistrados de este órgano trabajan con toda su voluntad para sacar una sentencia técnicamente muy compleja.

Desde que se presentaron los recursos, el TC lleva deliberando tres años, un tiempo que el ministro justificó alegando que "el recurso del PP y el de el defensor del pueblo son recursos que impugnan prácticamente todos los puntos del texto".

"Le vamos a exigir al Tribunal Constitucional que razone cada respuesta y eso lleva tiempo", sentenció Caamaño quien volvió a insistir en un pacto social sobre la Justicia en lugar de reeditar un acuerdo entre PP-PSOE, según opinó, "posiblemente, una de las causas que ha llevado al desencuentro".