De la Rúa apoya las reclamaciones de los jueces y afirma que las medidas de presión "llegan cuando no hay soluciones"

El presidente del TSJCV exige 107 nuevos órganos judiciales en la Comunitat y dice que los asuntos registrados aumentaron un 6% en 2008

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), Juan Luis de la Rúa, apoyó hoy las reclamaciones de los jueces sobre la necesidad de más recursos humanos y la creación de órganos judiciales y afirmó que las medidas de presión llegan "cuando no encuentran soluciones". "Institucionalmente, como presidente, no puedo hacer ninguna huelga. Institucionalmente tengo que estar en mi sitio, que es la presidencia", aseveró.

De la Rúa, que hizo estas declaraciones durante la presentación de la memoria de actividad de los tribunales valencianos, el correspondiente a 2008, se mostró "partidario del concierto y el estudio" de la situación de los juzgados, pero --añadió-- "si pasan los años y, al final, no se encuentra nunca la solución, --el juez-- se pregunta qué hay que hacer", afirmó el presidente del TSJCV, quien dudó de cómo un juez de primera instancia, con un incremento anual del 42 por ciento de asuntos, puede pensar que puede dar salida a todos los casos.

Por ello, insistió en la necesidad de un Pacto de Estado por la Justicia --con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), las fuerzas políticas, el Gobierno y las comunidades autónomas con competencias en la materia-- porque "sólo a través de esto es como se puede emprender de manera definitiva la modernización de la justicia".

De esta forma, insistió en que "todos" los órganos judiciales en la Comunitat Valenciana están "sobrecargados" de trabajo y aseguro que lo que le "molesta" es que un juez le llegue a decir que están "actuando con miedo" porque no saben si van a cometer un error en los 150 asuntos diarios que tienen que firmar. En concreto, señaló que la media en la Comunitat es de 2.930 asuntos por órgano judicial, puesto que el índice de ligitiosidad asciende a 210,5 asuntos por cada 1.000 habitantes.

"No cabe duda de que hacen falta jueces", manifestó De la Rúa, quien instó al CGPJ a elaborar un programa para seleccionar 1.000 jueces en cuatro años mediante la convocatoria de 250 plazas anuales.

Así, se preguntó "cómo es posible que en la Comunitat haya menos jueces que en el resto de España" --la cifra se encuentra en 8,99 jueces por cada 100.000 habitantes, lo que sitúa a la valenciana en la decimoquinta autonomía en el ránking nacional-- y pidió que se tenga en cuenta la realidad social y económica de las autonomías.

Al respecto, aseveró que, además de los criterios generales en los que se ha basado la creación de órganos judiciales en los últimos años, "no se pueden desconocer" factores como el incremento demográfico y la situación del turismo, puesto que los visitantes también generan situaciones de conflicto.

"El Estado de Derecho y la garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos corresponde a la justicia, que no puede ser interpretada como un servicio, sino como un poder que resuelve conflictos y dota de consolidación al estado democrático", apuntó Juan Luis de la Rúa, quien indicó, respecto al nuevo ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que "hay talante, no lo que existía antes" y dijo esperar que "de ese otro talante lleguen soluciones".

MEMORIA DE ACTIVIDADES

El presidente del TSJCV consideró "totalmente necesario" un replanteamiento de la planta judicial y destacó que, según los módulos de entrada actuales del CGPJ, se deben crear en la Comunitat, como mínimo, 107 nuevos órganos judiciales para lograr un equilibrio entre la carga competencial del juzgado y la capacidad de resolución de los jueces y magistrados.

El documento que presentó recoge que en 2008 se registraron un total de 1.221.735 asuntos, lo que supone 77.386 más que en el año anterior --un 6,76 por ciento--. Además, contempla que se resolvieron 1.126.093 asuntos, lo que supone un 1,21 por ciento más que en 2007. Pese a que esta última cifra es el "reflejo del esfuerzo" de jueces, magistrados y colaboradores de la justicia, lamentó que no se ha tenido "capacidad para resolver todos los ingresos habidos en 2008".

En la Comunitat Valenciana hay "cada año más dificultad" --apuntó-- y se debe establecer, "aunque sea a medio plazo, una solución definitiva". De momento, la evolución que registran los juzgados donde ha habido medidas de apoyo, y con la creación comarcalizada de los juzgados de lo penal y la de los juzgados exclusivos de violencia de género "se contempla que disponer de los órganos necesarios y los medios materiales y humanos para funcionar, es la solución".

Así, manifestó que la solución pasa por hacer un estudio de demarcación y planta, y establecer criterios de calidad mínimos para los módulos susceptibles de poder estudiar los asuntos, con el fin de que "no sean los cuantitativos los que tengan que dominarnos", por lo que reiteró la necesidad de un gran Pacto de Estado por la Justicia.