Defensa de Carmen Espejo recurre la indemnización de 140.000 euros al ser "arbitraria e irracional"

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

La representación jurídica de Carmen Espejo, la madre a quien le fue retirada la custodia de sus dos hijas en el año 2000 y que no pudo recuperarla hasta 2006, ha interpuesto un recurso contra la sentencia dictada por la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) --con sede en Sevilla-- que obliga a la Junta a abonar 140.000 euros a Carmen y a su familia.

Según informó en declaraciones a Europa Press el abogado de Carmen Espejo, Enrique Carrasquilla, el recurso se ha interpuesto ante la misma sala que dictó el fallo, que en los próximos días tendrá que analizar si el mismo cumple los requisitos procesales, y en caso afirmativo, dar traslado de ello a la defensa para que eleve el recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

En este sentido, Carrasquilla argumentó que la sentencia --que establece que la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social indemnice con 40.000 euros a Carmen Espejo y a cada una de sus hijas, y con 20.000 euros a la abuela-- "omite toda base de cuantificación de la indemnización", al tiempo que consideró que la indemnización establecida "es desproporcionadamente baja, irracional, arbitraria e ilógica".

Por su parte, hay que recordar que el departamento que dirige Micaela Navarro ya anunció que no recurriría el fallo judicial, argumentando para ello que la legislación no admite recurso en el caso de que la indemnización sea de una cuantía inferior a los 150.000 euros.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la representación jurídica de Carmen Espejo contra la resolución desestimatoria del departamento que dirige Micaela Navarro de la reclamación de responsabilidad patrimonial presentada el 25 de enero de 2006, por el que se pedía 1,8 millones de euros por los daños morales causados a la madre y a la abuela debido a la retirada irregular de las niñas.

En este sentido, el abogado de Carmen Espejo, Enrique Carrasquilla, aseguró que el TSJA "vuelve a reconocer, como ya hizo la Audiencia Provincial, que la Junta actuó con crueldad y causó un daño ilegítimo" a todos los intervinientes en esta causa, pues las dos menores "no estaban en situación de desamparo" y "se trata de un supuesto en el que la Administración se debió de abstener de intervenir sobre la guarda y custodia", tal y como recoge el fallo.

Así, y aunque el fallo del TSJA estima que la Administración "debe responder por los daños causados", pone de manifiesto posteriormente que la cuantía de 1,8 millones de euros solicitada "es manifiestamente desproporcionada", por lo que ve "razonable" indemnizar a la madre y a cada una de las menores con 40.000 euros y a la abuela con 20.000.