El alcalde de Lleida confía en que el juzgado archive la demanda aragonesa sobre La Franja

LLEIDA, 14 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, aseguró hoy que está plenamente convencido de que la demanda civil conjunta del Gobierno aragonés y el Obispado de Barbastro-Monzón en la que ambos exigen el traslado a Aragón de 113 obras del Museo de Lleida será archivada.

Ros aseguró que en febrero, cuando el Gobierno aragonés anunció que iniciaría acciones penales para reclamar las obras basándose en las resoluciones de los tribunales eclesiásticos, los servicios jurídicos del Ayuntamiento determinaron que no había fundamentos jurídicos para presentarla.

"Es obvio que una resolución de la Congregación de los Obispos que hace referencia estrictamente al ámbito del derecho canónigo no nos vincula a las autoridades civiles que estamos dentro del consorcio del Museo", dijo hoy Ros, que reconoció que esta denuncia dificulta el pacto para solucionar el conflicto que promueve Catalunya.

Preguntado por los periodistas si la denuncia puede desgastar o hacer que se resientan las relaciones entre Catalunya y Aragón, el alcalde evitó responder a la pregunta y se limitó a insistir en que situaciones como ésta "hacen más difícil el pacto".

Ros agregó que él sigue pensando que la única solución al conflicto es un pacto que "parta del reconocimiento de que en Lleida se han hecho bien las cosas desde el obispo Josep Messeguer hasta ahora", dijo el alcalde que aclaró: "Lo que se ha hecho en Lleida es preservar, conservar y revalorizar estas obras de arte".

El conflicto entre los dos obispados surgió en 1995 con la segregación de 111 parroquias de La Franja de la Diócesis de Lleida y que se añadieron a la de Barbastro, que pasó a denominarse Barbastro-Monzón y comenzó a reclamar al Obispado de Lleida los bienes de esas parroquias.