El Ayuntamiento de Loja recurrirá ante el TS la sentencia que anula el presupuesto de 2002

LOJA (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Loja (Granada) recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia por la que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anula el presupuesto de 2002 por 2002 por incluir, entre otros asuntos, la venta de solares clasificados como Patrimonio Municipal de Suelo y la designación de los inspectores de urbanismo como personal de confianza.

"Desde este Ayuntamiento se quiere, ante todo, manifestar su máximo respeto a esta sentencia, lo cual no implica que considere que el proceso aún no tiene porqué quedar zanjado y, por tanto, hay motivos más que suficientes para continuar con ello y por eso en la pasada Junta de Gobierno Local se aprobó la presentación del consiguiente recurso de casación ante el Tribunal Supremo", aseguró hoy el alcalde de Loja, Miguel Castellano.

El alcalde explicó que, "en la práctica", en la ejecución del presupuesto ahora anulado "no se incumplió el mandato legal sobre el uso que se ha de dar al suelo enajenado ya que los poco más de 132.000 euros vendidos fueron destinados a la compra de nuevo patrimonio de suelo, además por un importe incluso superior, de 146.000 euros más en concreto", informó el Ayuntamiento de Loja en un comunicado.

En cuanto al otro aspecto que refiere la sentencia, sobre el ejercicio de la inspección urbanística por parte de personal de libre designación, Castellano apuntó cómo este hecho "ya se venía practicando durante el mandado del anterior equipo de gobierno, del Partido Popular", y confirmó que "fue el propio Ayuntamiento el que, coincidiendo con la actual sentencia del TSJA, destinó a partir de 2004 a estas funciones dos puestos de funcionario".

Por todo ello, insistió Castellano, "entendemos que ni ese presupuesto ni los que le han seguido han incumplido nada", al contrario de lo que opina que el grupo político que solicitó la anulación del presupuesto, Convocatoria por Loja (CpL), "y en el momento de la presentación del recurso, Izquierda Unida, que sí ha tenido una clara intencionalidad política con esta maniobra". Como aclaró el primer edil, "aquel presupuesto y todos los aprobados con posterioridad recibieron el visto bueno de la Cámara y el Tribunal de Cuentas".

Por último, Castellano calificó este hecho como una "manifiesta judicialización de lo público" que en el caso del grupo político mencionado "les ha llevado a usar este tipo de maniobras hasta 2003, a partir de lo cual desistieron porque no les proporcionaba los beneficios políticos que esperaban con ello". "Por eso está claro que con este recurso CpL no buscaba una causa objetiva para actuar frente al presupuesto sino simplemente hacer el uso político de la justicia al que acostumbra", apostilló el alcalde lojeño.