El CGPJ estudia mañana si suspende al juez de paz de zaragoza imputado por maltrato a una mujer

  • Madrid, 25 may (EFE).- El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estudiará mañana si suspende cautelarmente a un juez de paz de la localidad zaragozana de Santa Eulalia de Gállego imputado por un presunto delito de violencia contra la mujer.

El CGPJ estudia mañana si suspende al juez de paz de zaragoza imputado por maltrato a una mujer

El CGPJ estudia mañana si suspende al juez de paz de zaragoza imputado por maltrato a una mujer

Madrid, 25 may (EFE).- El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estudiará mañana si suspende cautelarmente a un juez de paz de la localidad zaragozana de Santa Eulalia de Gállego imputado por un presunto delito de violencia contra la mujer.

Este caso coincide con el del juez decano de Barcelona, José Manuel Regadera, imputado por un presunto maltrato a su esposa y que ha dimitido hoy de su cargo, aunque el CGPJ no tomó medida alguna contra él.

Según han informado fuentes del órgano de gobierno de los jueces, la sesión plenaria estudiará la propuesta de la comisión permanente del Consejo de suspender de funciones a José Miguel Romeo hasta que recaiga en la causa penal sentencia absolutoria o auto de archivo.

El juzgado de instrucción número 1 de Ejea de los Caballeros ha dictado auto de apertura de juicio oral contra Romeo por delito de violencia contra la mujer, según las mismas fuentes, que indicaron que el fiscal se ha mostrado favorable a la suspensión.

Por su parte, Regadera ha dimitido hoy ante la "pérdida de confianza" en su persona que ha provocado esta imputación en algunos de sus compañeros.

Éste será juzgado el próximo mes de septiembre junto a su esposa por la pelea que presuntamente mantuvieron en su domicilio familiar la noche del pasado 2 de abril y que desembocó en denuncias cruzadas por maltrato.

Por otra parte, la comisión permanente del CGPJ ha acordado hoy el cese de la juez sustituta de los juzgados de Tarragona, Amposta, El Vendrell, Falset, Gandesa, Reus, Tortosa y Valls por falta de idoneidad para el ejercicio del cargo en los juzgados de primera instancia número 4 y 6 de Tarragona.

El cese fue propuesto al Consejo por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras quejarse varios magistrados de la Audiencia Provincial de Tarragona de que las resoluciones de esta juez estaban formuladas incorrectamente y sin motivación.

La juez alegó por su parte que había dictado más de quinientas sentencias "siempre desde la dedicación y en el seguro convencimiento de valorar la prueba objetivamente y resolver ajustado a Derecho".