El Colegio de Abogados de Sevilla pide graduar la pena del encubridor según la gravedad del delito

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

El decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, consideró hoy que sería conveniente que se graduara la pena correspondiente al encubrimiento cuando el hecho sea de especial gravedad y afecte a menores, ya que en la actualidad la penalidad máxima es de entre seis meses y tres años, con independencia de cuál sea la naturaleza del delito encubierto y de quién pueda ser la víctima.

En declaraciones a Europa Press, en relación al caso de Marta del Castillo, Gallardo pidió además estudiar la posibilidad de incrementar la protección penal a los menores mediante el endurecimiento de penas por diversos delitos, así como el activar protocolos policiales de actuación inmediata que atiendan las denuncias por desapariciones de menores.

Del mismo modo, el decano dijo que los efectos disuasorios del incremento de penalidad son en muchas ocasiones relativos, por lo que debería estudiarse y debatirse un incremento de las penas en los delitos contra la vida, integridad física, psíquica y moral, cuando las víctimas sean menores, a fin de dotarlos de un plus de protección penal.

En opinión del decano de los abogados sevillanos, la minoría de edad de la víctima debería establecerse como circunstancia especialmente agravante de la responsabilidad penal en los delitos contra las personas, entre los que se incluyen los homicidios, asesinatos, desapariciones o agresiones con secuelas.

Por último, Gallardo matizó que sería razonable que el Código Penal permitiera imponer mayores penas a quienes intencionadamente priven de la vida o atenten contra un menor, ya que son personas merecedoras de una mayor protección social.