El constitucional peruano admite la demanda contra el TLC entre Perú y Chile

  • Lima, 30 mar (EFE).- El Tribunal Constitucional (TC) peruano acordó admitir a trámite la acción de inconstitucionalidad presentada contra el Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile, anunció hoy el vicepresidente de dicho tribunal, Carlos Mesía.

El constitucional peruano admite la demanda contra el TLC entre Perú y Chile

El constitucional peruano admite la demanda contra el TLC entre Perú y Chile

Lima, 30 mar (EFE).- El Tribunal Constitucional (TC) peruano acordó admitir a trámite la acción de inconstitucionalidad presentada contra el Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile, anunció hoy el vicepresidente de dicho tribunal, Carlos Mesía.

"El acuerdo fue (adoptado) en el pleno de la semana pasada", dijo Mesía a la agencia estatal Andina y precisó que la decisión fue tomada por unanimidad por los siete magistrados de la corte.

De este modo, la máxima estancia judicial peruana acepta, al menos en parte, los argumentos de un grupo de parlamentarios, la mayoría del Partido Nacionalista Peruano (PNP), de Ollanta Humala, que denunciaron el TLC el pasado 2 de marzo por considerar que debería haber sido votado en el Congreso, paso que no se realizó.

Mesía quiso aclarar que esta decisión de la corte no significa que éste se haya pronunciado a favor de la demanda, sino que se ha cumplido con el trámite de admisión según establece el Código de Procedimientos Constitucionales del país.

El procedimiento continuará con la notificación al Poder Judicial, que deberá responder en un plazo de 30 días. La misma acción se hará con la parte demandante, para que ésta designe a la persona que ejercerá la defensa de su causa.

El Tribunal Constitucional convocará entonces una audiencia pública, en la que las partes en conflicto expondrán sus respectivos alegatos, tras lo cual los magistrados tendrán un mes para resolver la demanda.

Tras la presentación de la demanda, el canciller chileno, Alejandro Foxley, comentó que aún existen políticos "anclados en el siglo antepasado" en Perú.

Ante las palabras de Foxley y las consiguientes reacciones adversas en Perú por lo que se consideró una intromisión en los asuntos internos, el presidente, Alan García, pidió serenidad.

El ministro de Exteriores peruano, José Antonio García Belaunde, también pidió a las diferentes partes que se esperaran a que la máxima instancia legislativa se pronunciara sobre el tema.