El juez Burgess cita de nuevo el 11 de mayo a las partes para revisar el calendario del proceso

LONDRES, 24 (EUROPA PRESS)

El juez norirlandés que preside la extradición a España del ex preso de ETA Iñaki de Juana Chaos, Tom Burgess, volverá a reunirse con las partes el próximo día 11 para "discutir y revisar" el calendario del proceso, que en principio tenía fijada la próxima vista entre el 14 y el 15 de mayo.

El magistrado mantuvo hoy un primer encuentro y decidió continuar la reunión el citado día, fecha en la que previsiblemente, se fijará de forma definitiva el día de la vista. De Juana no acudió a esta cita ni lo hará el día 11, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Estas fuentes añadieron que en las últimas semanas la defensa del ex jefe del Comando Madrid había venido discutiendo con el magistrado los plazos para la que será la cuarta audiencia, después de que Burgess considerase el pasado 10 de marzo que el delito de enaltecimiento del terrorismo que le imputa la Audiencia Nacional es susceptible de extradición.

Por ello, el juez ha decidido convocar el próximo viernes a partir de las 13.45 horas (una más en la Península) en el Complejo Judicial de Laganside al equipo legal de De Juana y a la Fiscalía, que representa a la Justicia española, para evaluar el calendario, con la previsión de que la nueva vista se retrase respecto a las fechas manejadas en la última celebrada hasta la fecha.

El ex preso continúa en libertad bajo fianza en Belfast, donde lleva residiendo junto a su esposa, Irati Aranzabal, desde el pasado verano y donde él mismo decidió de forma voluntaria presentarse ante la Justicia en noviembre, a raíz de la orden europea de detención (OED) dictada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

ARGUMENTOS

La próxima audiencia servirá a la defensa para exponer los argumentos en contra de la extradición, después de que hace seis semanas, Burgess considerase que la frase 'Aurrera bolie' (Adelante la pelota,) leída supuestamente en nombre de De Juana el 2 de agosto en un acto de homenaje en San Sebastián, sería considerada un delito en virtud de la Ley Antiterrorista británica de haber sido pronunciada en Reino Unido.

En consecuencia, amparó la imputación de Velasco como un "delito extraditable", a partir de la normativa que rige en la materia en las islas, promulgada en 2003. La Defensa tuvo hasta el 31 de marzo para presentar sus argumentos y, desde entonces, el juez ha venido estudiándolos, si bien los abogados del ex preso han contactado reiteradamente con él para evaluar plazos.

Según anunció el pasado 10 de marzo el abogado que representa a De Juana, Edward Fitzgerald, las bases se centrarán en el derecho a "expresar opiniones políticas", la defensa de los "derechos humanos" del ex preso y el supuesto abuso de proceso que se habría cometido.