El juez decano de Madrid no investigará las filtraciones del sumario porque no tiene jurisdicción

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, aseguró hoy que no investigará las filtraciones al periódico 'El País' de documentos que forman parte de la causa principal de la 'Operación Gürtel', declarada secreta por el juzgado central de instrucción número 5, porque no tiene jurisdicción para ello.

De esta manera, el juez decano madrileño respondió a la petición que el magistrado instructor del caso que investiga la trama de corrupción de empresas en Valencia realizó ayer al solicitar a González Armengol la investigación de dichas filtraciones al periódico de tirada nacional.

"Los jueces decanos de ocho ciudades españolas, entre ellas, Madrid, carecemos de jurisdicción", indicó el juez decano, quien aseguró que la fórmula para llevar a cabo tal investigación "no está correctamente establecida". No obstante, señaló que tal petición, al entrar por correo ordinario, no está, de momento, registrada.

Lo que sí tiene claro González Armengol es que cuando llegue la solicitud, "no va a hacer la investigación ni ningún tipo de actuación procesal ni judicial" porque carece de jurisdicción, pero se procederá al registro y al reparto correspondiente "para que se asigne a un juzgado de instrucción que luego es el competente y decidirá lo oportuno".

CELERIDAD EN EL PROCESO

Estas declaraciones tuvieron lugar tras la reunión que mantuvo el juez decano con el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, para debatir y buscar soluciones a los problemas actuales de la Administración de la Justicia madrileña.

Preguntado por las declaraciones como imputados que el diputado del PP en la Asamblea de Madrid Alfonso Bosch Tejedor y el ex viceconsejero de Inmigración del Gobierno regional Juan Carlos Clemente Aguado están realizando hoy ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, por su implicación en la trama, Granados se limitó a pedir la "mayor celeridad posible".

Así, hablando como miembro del Gobierno regional y como secretario del PP madrileño, Granados mostró la "confianza total y absoluta en la Administración de Justicia", y aseguró que el caso se va a aclarar "hasta sus últimas consecuencias". "Confío en que la Administración de Justicia actúe, no solamente en este caso, sino en todos, con la mayor celeridad y agilidad posible para que se aclare hasta sus últimas consecuencias lo que ha ocurrido", subrayó.

En este sentido, recalcó que cada uno tiene que asumir sus responsabilidades desde el punto de vista judicial pero también es necesario que la situación se aclare pronto para que puedan "limpiar su imagen" aquellas personas que se han visto de alguna manera envueltas en este asunto "y no tengan nada que ver con esto" pues cuanto antes puedan también limpiar su imagen.

BOSCH Y ANA AZNAR

Preguntado por la información publicada hoy en el diario 'El País' en la que se asegura que el diputado regional Bosch trabajó como segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de El Escorial para la preparación de la boda de la hija de José María Aznar, Granados aseguró que le preocupan todos los casos en los que se pueda confundir la vida pública y la privada, pero si esa confusión se demuestra, "habrá que pedir las responsabilidades que sean oportunas".

"Esa confusión entre la vida pública y la privada no se debe producir", señaló el consejero, si bien reconoció que no quería opinar al respecto porque no era secretario del PP por aquel entonces, y desconoce qué es lo que pasó. Además, indicó que no le quedaba "muy claro" el asunto, y lo que sí parece es que hubo una comunicación entre un Ayuntamiento donde se iba a producir un acontecimiento público y que tenía que existir una coordinación entre entonces la Presidencia del Gobierno y dicho Consistorio.

"No valoro más porque no he sido testigo del acontecimiento en ningún sentido", matizó Granados.