El juez decreta hoy prisión para un hombre apuñaló ayer a su ex suegro en Encinas Reales

LUCENA (CÓRDOBA), 28 (EUROPA PRESS)

El juez de Lucena (Córdoba) que ha tomado hoy declaración al hombre detenido ayer por agentes de la Guardia Civil en Cuevas de San Marcos (Málaga), imputándole la presunta comisión, entre otros, de un delito de homicidio en grado de tentativa, por apuñalar a su ex suegro en Encinas Reales (Córdoba), ha decretado su ingreso inmediato en prisión.

Según informaron hoy a Europa Press fuentes judiciales, el hombre, J.A.G.M., pasó hoy disposición judicial después de que, a tal efecto, ayer mismo fuese trasladado al puesto de la Guardia Civil de Benamejí (Córdoba), donde ha permanecido bajo custodia desde que ayer fue detenido por agentes de la Benemérita destinados en la aledaña provincia malagueña.

Los hechos, según indicaron a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, tuvieron lugar las 0,40 horas de ayer lunes, cuando, en la calle Velázquez de Lara de Encinas Reales, el ya encarcelado embistió reiteradamente, al volante de un vehículo de su propiedad, marca BMW, el vehículo de su ex esposa, un Audi, aparcado ante la casa donde ésta vive con sus padres y los hijos que tiene en común con J.A.G.M., el cual causó diversos daños, tanto el Audi, como a otros dos vehículos de la familia de su ex mujer y al porche de la propia casa.

Después salió de su vehículo y se dirigió hacia la vivienda, con intención de entrar en la misma, saliéndole al paso su ex suegro, al que agredió en el cuello en varias ocasiones con una navaja, dándose luego a la fuga el agresor, que logró llegar a la localidad de Cuevas de San Marcos, donde reside y donde fue detenido pocas horas después. El padre de su ex mujer fue atendido en el Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra (Córdoba), recibiendo poco después el alta, al ser de carácter leve sus heridas.

Según la información que publica en su edición de hoy 'Diario Córdoba', el ahora encarcelado estaba separado de la que fuera su mujer desde hace dos años y, en las fechas ordenadas al efecto por el juez, visitaba a sus dos hijos menores en la casa de Encinas Reales a cuya puerta sucedieron los hechos, donde viven la ex mujer del presunto agresor y sus dos hijos.